martes 27 de febrero de 2024
21.4 C
Salta

Valles Calchaquíes | Comunidades diaguitas denuncian a terratenientes por usurpación de tierras

Aseguran que hay complicidad por parte de la Justicia y aval de la policía para la usurpación de terrenos en 4 comunidades donde incluso se hallan sitios arqueológicos.

El comunicado emitido por las comunidades parte del Pueblo Diaguita kallchaki indica que terratenientes y firmas corporativas han ingresado en Las Pailas, La Aguada, Buena Vista y El Divisadero.

Aseguran que esta usurpación se realiza con maquinaria pesada incluso “dañando y destruyendo sitios sagrados o arqueológicos”. Esto se da con el resguardo policial que a diferencia de lo que sucede en las ciudades, aquí no reprime a los usurpadores.

Municipalidad de Salta

El comunicado añade que esto “se reproduce de manera sistemática y con un Poder Judicial que mira para otro lado, tal es el caso de lo sucedido en Cachi con la Delegación Fiscalía Penal Cachi a cargo de la Dra. María de los A. Juárez Mattar y la Fiscalía Penal N.º 6 de Salta a cargo del Dr. Juan Carlos Moliniati”.

Ante el llamado por parte de las comunidades y cansados de efectuar denuncias que evidentemente se cajonean, la auxiliar fiscal Juarez Mattar de Cachi expresó abiertamente que va a ‘priorizar el derecho individual’ por encima del derecho colectivo, haciendo explicita su tendencia a defender al sector más pudiente y criminalizando la lucha histórica de las comunidades”.

Más adelante señalan: “En un estado de derecho denunciamos y repudiamos públicamente este accionar ambicioso y usurpador, de turbación de nuestra posesión y desbaratamiento del derecho de propiedad comunitaria indígena. Recordamos que el Estado Nacional mediante Resoluciones Ministeriales reconoció la posesión actual tradicional y publica a través de la aplicación de la ley 26160 a las comunidades denunciantes”.

Y para finalizar expresan: “Como Pueblo Nación Diaguita convocamos a los Pueblos Originarios, a compañeros y compañeras, organizaciones sociales, políticas a resguardar y proteger nuestros bienes naturales, culturales y espirituales que son indivisibles e enajenables, que nos vinculan con una filosofía de vida y que dan luz a nuestras instituciones legítimas”.

Otras noticias