domingo 25 de febrero de 2024
19.8 C
Salta

Solo faltó Olmedo | Evangelistas, políticos ligados al Opus Dei y defensores de genocidas lanzaron el partido antiderechos

Así como en nuestra ciudad se lanzó “La Celeste Salta”; en Capital Federal se presentó ayer el partido “Valores para mi país”. Varias presencias de trayectorias polémicas asistieron al evento y destacaron la ausencia del sojero salteño.

“Sólo faltó a la cita el diputado salteño de Cambiemos y productor sojero, Alfredo Olmedo”, destacó el diario Página 12 en su edición de hoy al informar sobre el lanzamiento de ese partido en la Federación de Box de CABA. Quien busca capitalizar políticamente el movimiento “celeste”, que impulsado por católicos y evangelistas se oponen al aborto legal, es la ex diputada macrista Cynthia Hotton.

Algunos de los invitados “estelares” fueron el protegido de Elisa Carrió que niega la cifra de desaparecidos en la última dictadura, Juan José Gómez Centurión; la ex senadora puntana –vinculada al Opus Dei y alguna vez alineada con Adolfo Rodríguez Saá– Liliana Negre de Alonso; el ex gobernador correntino y presidente del Partido Autonomista Nacional José Antonio “Pocho” Romero Feris; el ex sacerdote y promotor de las marchas “pro vida”, Alejandro Geyer, o la defensora de los militares genocidas de la dictadura, Cecilia Pando.

Municipalidad de Salta

“Valores para mi País es un espacio político con historia y presencia territorial. Este acto es un reencuentro con la gente que hace años nos acompaña y con otros sectores políticos con quienes compartimos los mismos valores. Trabajemos juntos para representar a los millones de argentinos que salieron a la calle en las movilizaciones por las dos vidas y que hoy no tienen quién los represente”, dijo Hotton en el cierre del acto y agregó: “Este feminismo que excluye y ataca a las mujeres que pensamos distinto se vuelve en contra de las propias las mujeres, nos divide y nos destruye. Un movimiento de mujeres tiene que proteger a todas las mujeres, desde la concepción, sin excluir a nadie. Ni una menos es ni una menos. Ni una Paz, Ni una Esperanza, Ni una Faustina menos”.

Otras noticias