miércoles 22 de mayo de 2024
10.3 C
Salta

La Iglesia salteña quiere desalojar a cooperativistas que alquilan una propiedad eclesiástica

La justicia ordenó la continuidad del contrato de alquiler del inmueble de calle España 714 donde funciona la confitería recuperada San José, pero el Arzobispado apeló la medida cautelar.

El local es propiedad de la Iglesia Catedral de Salta y allí funciona hace más de 25 años la confitería San José. Hoy la confitería es una “empresa recuperada”: sus dueños originales quebraron y los trabajadores se organizaron en una cooperativa con el objeto de mantener sus fuentes de ingresos.

“Nosotros somos una empresa recuperada hace dos años. Los dueños se fueron y quedamos los trabajadores en el lugar. En noviembre del año pasado se venció el contrato de alquiler, un juez firmó una cautelar que extendía el plazo por tres años pero ahora la Iglesia apeló ese fallo y se habla de un desalojo inminente” destacó una de las cooperativistas a CUARTO.

Efectivamente, el 26 de noviembre de 2021 el juez de Primera Instancia de Concursos, Quiebras y Sociedades de 1ª Nominación, Pablo Muiños, aceptó que por tres años más continúen ocupando el lugar para el negocio mediante el pago del alquiler. “La intervención de la Justicia se debió a que el Arzobispado de Salta negó desde el año pasado la firma de un nuevo contrato con los cooperativistas”, destacó en su edición de hoy la sección local del diario Página 12. En la resolución del juez Muiños se fijó incluso un nuevo valor de alquiler: se pasó de $56.615 a $85 mil durante los primeros doce meses del nuevo contrato.

En la actualidad son ocho los trabajadores que conforman la cooperativa y de ese total, seis son mujeres jefas de hogar. Para los cooperativistas la apelación de parte del Arzobispado significó una sorpresa. Por ahora buscan visibilizar la situación que padecen.

Archivos

Otras noticias