sábado 24 de febrero de 2024
21.4 C
Salta

Historias de campaña | Cuando el romerismo quiso engañar desde las boletas

En 2007, el entonces oficialismo intentó obviar al Frente Para la Victoria para perjudicar a Urtubey.

A mediados de octubre de 2007, cuando faltaban diez días para la elección general que consagró a Juan Manuel Urtubey como gobernador de Salta, el romerismo sufrió un traspié que reflejaba la fragilidad con la que encaraba esos comicios que finalmente no logró ganar.

Los candidatos más fuertes de ese año en la provincia eran Walter Wayar y Urtubey. Wayar era el vicegobernador de la provincia y buscaba suceder a Juan Carlos Romero tras doce años de gobierno del actual senador nacional. Urtubey, por entonces diputado, era el favorito del Jefe de Gabinete nacional, Alberto Fernández.

Municipalidad de Salta

Tanto Wayar como Urtubey tenían en su boleta a Cristina Fernández de Kirchner y ése fue el detalle que desencadenó el inconveniente para el romerismo.

«La semana pasada el romerismo sufrió un traspié en la justicia electoral. Habían impreso sus boletas con Cristina Kirchner como candidata del PJ y no del Frente para la Victoria, la fuerza que a nivel provincial encabeza Urtubey. Los jueces electorales salteños, presumiblemente sensibles a los deseos de Romero, habían dado su aprobación. Pero la Cámara Nacional Electoral deshizo el arreglo. ‘Se excluye la posibilidad de que en un distrito la sección que lleva la fórmula presidencial sea distinta de la oficializada para el resto del país’, falló», informaba Página 12 el 22 de octubre de 2007, cuando faltaban seis días para los comicios.

El matutino agregaba que pese a que se mostraba junto a ellos en los spots televisivos, Urtubey no había conseguido en la campaña un respaldo explícito del presidente Néstor Kirchner y de Cristina Fernández. «Quien más se jugó por Urtubey fue Alberto Fernández: en una reciente cena en la Costanera para festejar el triunfo de Jorge Capitanich en Chaco, auguró que el salteño seguiría sus pasos», destacaba el diario.

«Para la última semana no hay sorpresas en la manga», seguía el artículo. «Romero y Wayar seguirán mostrándose como los únicos portadores de la experiencia necesaria para gobernar. ‘Sabemos lo que hay que hacer, estamos mucho mejor que hace doce años’, explicó el gobernador, que tiene asegurada una banca en el Senado. ‘Gobernar la provincia no es para ambiciones pasajeras, no es para oportunistas, no es para inexpertos’, agregó. Surgido de sus filas, en el romerismo caracterizan socarronamente a Urtubey como ‘traidor’. De ahí que el cierre de campaña del jueves será con una ‘Caravana de la lealtad’”, cerraba la nota.

Finalmente, el triunfo del romerismo no se pudo dar. Urtubey se impuso a Wayar y comenzó a gobernar la provincia. Doce años después, allí sigue.

Te puede interesar: 

https://www.cuarto.com.ar/cuarto/de-campana-el-dia-que-urtubey-dijo-que-su-gobierno-era-una-primavera-socialista/

Otras noticias