viernes 23 de febrero de 2024
24.2 C
Salta

Distintos líderes de América Latina condenaron el ataque ruso a Ucrania

La mayoría de los países de la región rechazó el ataque en términos similares a los empleados por el gobierno argentino. Hay llamados al diálogo y la apertura de vías diplomáticas.

Esta mañana en su tradicional conferencia de prensa, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo: “No queremos la guerra en ningún lado, en ninguna parte, no queremos que la gente sufra, no queremos que la población civil sea afectada, no queremos la confrontación bélica, esa es nuestra postura”. Un rato más tarde, el canciller, Marcelo Ebrard, agregó, a través de las redes sociales: “México rechaza el uso de la fuerza, reitera su llamado a una salida política al conflicto en Ucrania y respalda al Secretario General de la ONU en pro de la paz”.

En un sentido similar se expresaron las autoridades de Perú, a través del ministerio de Relaciones Exteriores, que en sus redes sociales publicó: “El Perú manifiesta su profunda preocupación por la evolución de los acontecimientos en Ucrania, rechaza el uso de la fuerza y reitera su llamado a cesar todas las hostilidades”. Por su parte, el canciller ecuatoriano, Juan Carlos Holguín, posteó: “La situación ha cambiar en cuestión de horas. Rechazamos todo acto bélico que pone en alerta a la población civil” y su igual paraguayo, Euclides Acevedo, pidió “un cese del fuego”.

Municipalidad de Salta

Incluso algunos gobernantes alineados con Washington escogieron las mismas palabras. El colombiano Iván Duque, aunque calificó la incursión como una “amenaza a la paz mundial”, habló de “rechazar de manera categórica” el ataque. El uruguayo Luis Lacalle Pou también uso el mismo tono y hasta similares palabras: “Rechazamos las acciones contrarias al derecho internacional y a los principios de la ONU”.

Solamente el chileno Sebastián Piñera fue más allá y habló de una “condena”, una definición más dura en lenguaje diplomático.

En Brasil la conducta difirió un poco. Mientras el presidente Jair Bolsonaro se mantiene en silencio desde ayer, el vice Hamilton Mourao sentó una posición que según los especialistas refleja la actitud mayoritaria de las Fuerzas Armadas de ese país: “Brasil no es neutral. Brasil dejó muy claro que respeta la soberanía de Ucrania. Entonces, Brasil no está de acuerdo con ninguna invasión del territorio ucraniano”, dijo.

Quien también dio su opinión sobre los hechos fue el expresidente y favorito en las elecciones de este año, Luiz Inacio Lula Da Silva. «Es lamentable que en la segunda década del siglo XXI haya países intentando resolver sus diferencias, sean territoriales, políticas o comerciales, a través de bombas, a través de tiros, a través de ataques, cuando deberían haberse resuelto en una mesa de negociación», dijo en una entrevista radial. «Es importante que esas personas aprendan que la guerra no lleva a nada, a no ser a la destrucción, a más desempleo, más desesperación, más hambre”, agregó.

Otras noticias