miércoles 21 de febrero de 2024
22 C
Salta

Vencimiento en 2024 y 2025 | Economía busca canjear $7 billones en deuda local por títulos

Así lo formalizó la cartera que conduce Sergio Massa, que además informó que la apertura de la licitación será el jueves 9 de marzo y cerrará el lunes 13. Los títulos están divididos en partes similares entre organismos públicos y entidades privadas.

El Ministerio de Economía formalizó este lunes por la tarde la convocatoria a un canje de deuda en pesos con vencimiento en el segundo trimestre de 2023, por dos canastas de bonos, una que incluye exclusivamente títulos ajustados por inflación (CER), y una segunda con una combinación de 70% ajustados por CER y 30% de bonos duales -que ajustan por inflación o tipo de cambio-, con vencimientos en 2024 y 2025.

En total, el canje abarcará a títulos por unos $ 7 billones que están divididos en partes similares entre organismos públicos y entidades privadas, fundamentalmente bancos, aunque también hay otros inversores institucionales como fondos de inversión y empresas aseguradoras, según confirmaron fuentes del Palacio de Hacienda.

La apertura de la licitación será el jueves 9 de marzo y cerrará el lunes 13.

Los títulos elegibles bajo la oferta de conversión serán: BONCER TX23, LEDES S31M3, S28A3, S31Y3 y S30J3, LECER X21A3, X19Y3 y X16J3, BONO DÓLAR LINKED TV23 y BONO DUAL TDJ23.

La primera de las canastas incluirá el canje de títulos por bonos CER, con vencimientos en abril de 2024 (30%), octubre de 2024 (40%) y febrero de 2025 (30%); mientras que la segunda canasta comprende un bono dual con vencimiento en febrero de 2024 (30%) y dos bonos CER, con vencimiento en octubre de 2024 (40%) y febrero de 2025 (30%).

El objetivo del Gobierno es que el canje permita aminorar los riesgos que representaban las «torres» de vencimientos en los meses de abril, mayo y junio -por más de $ 2 billones en cada mes-, y despejar la incertidumbre financiera que se generaba previo a cada licitación, aseguraron las fuentes.

Si bien la idea es que adhieran la mayor proporción de títulos posible, dada la fecha de vencimiento de los nuevos títulos (2024 y 205) y la necesidad de liquidez que tengan tanto organismos estatales como empresas, desde Economía descuentan que no se alcanzará una adhesión del 100% y, en cambio, dijeron que podría considerarse una operación «exitosa» si participara buena parte del sector público y «entre un 45 y 50% de los bancos».

«Nuestro objetivo es ir hacia una reorganización de la curva de vencimientos, de modo que los bancos tengan rendimientos de corto, mediano y largo plazo», señalaron las fuentes.

En ese sentido, se descuenta que serán los bancos los que ingresen con mayor proporción de títulos al canje entre los privados, ya que ni los fondos de inversión ni las aseguradoras suelen buscar cobertura en títulos con vencimientos mayores a un año de plazo.

Aún así, en el Palacio de Hacienda están programando reuniones con los fondos y aseguradoras, para que puedan incorporarse al canje, mientras se trabaja en una reapertura de la operación que se hizo en diciembre del año pasado -al que ingresaron casi $3 billones- para que se incorporen parte de los títulos que vencen en marzo, por cerca de $ 800.000 millones.

Este lunes al mediodía, el ministro de Economía, Sergio Massa, estuvo reunido con los principales directivos de los bancos junto con integrantes de su gabinete y el presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce.

En ese marco, el ministro destacó que la medida busca romper «con la idea de que Argentina está todas las semanas a la puerta de un reperfilamiento de deuda, todos esos fantasmas se despejan. Desactivamos la idea de la bomba, de que cada dos o tres meses algo está a punto de explotar».

Según lo expresado por Massa, la iniciativa otorgará al mercado de deuda en pesos «una curva de vencimiento 2024, 2025, mucho más ordenada, asociada además al programa de orden fiscal».

«Ya tuvimos algún momento un reperfilamiento de la deuda en pesos, vimos la frustración, el dolor y el fracaso que significó para la Argentina y entendemos que tener un perfil de deuda ordenada, previsible, es para el sistema financiero fundamental, para el Estado fundamental y para el ahorrista y el ciudadano una tranquilidad enorme», afirmó el ministro.

Del mismo modo se expresó el presidente Alberto Fernández, quien aseguró que la convocatoria al canje voluntario llevará «tranquilidad» a los mercados financieros, ya que permitirá conformar «un programa de deuda certero y sostenible» de cara al futuro.

«El programa de mejora del perfil de deuda local, da confianza y protege el ahorro argentino. Fortalece la posición del Estado y nos da la tranquilidad de poder pensar la Argentina con un programa de deuda certero y sostenible», señaló el Presidente en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Fuente: Agencia Télam

Otras noticias