lunes 20 de mayo de 2024
1.3 C
Salta

Reclamo ambientalista | “La Corte de Justicia nos hace ir a buscar en Buenos Aires lo que no tenemos en Salta”

Antes de la movilización para reclamar que la Corte resuelva un amparo contra la flexibilización de los desmontes, los jueces se expresaron. Sin argumentar, denegó la cautelar. El patrocinador de los ambientalistas, Oscar Guillén, habló al respecto.

Horas antes de la movilización de organizaciones sociales y ambientales a la Ciudad Judicial para reclamar el freno de los desmontes en la provincia, la Corte de Justicia se expresó. Y lo hizo de mala manera: sin argumentar, denegó una medida cautelar para suspender la habilitación de tierras mientras se discute la constitucionalidad de las resoluciones 333/20 y 411/20 de la Secretaría de Ambiente.

“El jueves por la tarde y en un fallo muy breve, la Corte denegó la medida cautelar hasta tanto se defina la cuestión de fondo” explicó el abogado Oscar Guillén, patrocinante de la acción judicial, y lamentó que “la Corte no atendió con celeridad a nuestro pedido y sigue poniendo en riesgo los bosques salteños”.

En declaraciones al programa “Cuarto Oscuro” de FM La Cuerda 104.5, el letrado explicó que “la Corte no resolvió tampoco la validez de las resoluciones de la Secretaría de Ambiente” y anticipó que, ante la falta de respuestas, se presentará una apelación para llevar el reclamo a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

“La Corte nos hace ir a buscar en Buenos Aires lo que no tenemos en Salta: el respeto por el medioambiente y los bosques” lamentó y reconoció que “la Corte Suprema no tiene plazos establecidos para emitir su opinión”.

Finalmente, Guillén fundamentó que el reclamo de los ambientalistas es porque “con estas resoluciones de la Secretaría de Ambiente se evitan los Estudios de Impacto Ambiental y las Audiencias Públicas que exige la Ley de Bosques”.

Según explicaron los promotores de la medida cautelar, “con la nueva normativa provincial se exigen Audiencias Públicas en proyectos de 1.500 hectáreas o más, pero en las superficies menores no y, entonces, se fraccionan los desmontes en proyectos (sucesivos) de 1.500 hectáreas y se evitan los estudios y audiencias”.

Archivos

Otras noticias