lunes 22 de abril de 2024
18.1 C
Salta

Norte salteño | Padre de una joven wichi acusada de asesinato pide que investiguen a la novia criolla de la víctima

La joven de 18 años es de la Misión Wichí Kilómetro 2 en Pluma del Pato. Su padre cuestiona la investigación, asegura que el día del hecho su hija se recuperaba de una cesárea y negó que la misma tuviera relación sentimental con la víctima.

La joven se encuentra con prisión domiciliaria en Misión Kilómetro 2 y tiene dos hijas: una de 6 años de edad y otra de apenas 8 meses. Está acusada por un crimen cometido el 25 de febrero de este año en Fortín Dragones, ubicada a unos 30 kilómetros de Pluma de Pato. El padre de la joven, Carlos José, narró a la sección local del diario Página 12 que «el hecho ocurrió en una casa de Fortin Dragones», presuntamente «en la casa de la pareja del joven». «Mi hija es amiga de la pareja del difunto (…) la amiga es Natalia Aparicio», afirmó.

A la víctima le prendieron fuego, lo derivaron a Orán y allí falleció. Según Carlos José, mientras ello ocurría «mi hija estaba en (la Misión Kilómetro 2 de) Pluma del Pato» recuperándose tras dar a luz a su beba. «Tenemos testigos de la comunidad y vecinos de que cuando sucedió el hecho mi hija estaba en el domicilio, estaba con la nenita en brazos. Hasta ahora la tienen como presa domiciliaria pero no están investigando», reprochó. Además, refirió que su familia no conocía al hombre que murió. Un criollo que se llamaba Orlando García.

El Ministerio Público Fiscal informó por su parte que la joven está imputada por un hecho ocurrido el pasado 25 de febrero en Misión Asamblea de Dios en Fortín Dragones «donde habría esparcido alguna sustancia combustible sobre su pareja y le habría prendido fuego. Tras permanecer internado, el lesionado falleció». El fiscal penal Gonzalo Ariel Vega imputó a la mujer como autora del delito de homicidio calificado por el vínculo. Según Vega, la mujer era pareja del hombre y que él participaba de una reunión con ingesta alcohólica cuando tras una discusión, «la mujer habría arrojado una sustancia combustible sobre el hombre y le habría prendido fuego con un encendedor».

Quien también se refirió al respecto en el medio ya citado, fue Raúl Manuel, el presidente de la Misión Kilómetro 2. En lo central declaró lo mismo que el padre de la acusada: que no había una relación de pareja y que la justicia no investiga a la mujer que era pareja del muerto. “La justicia no investiga hasta el fondo. Nos enteramos que el chango fallecido tenía su pareja. No se la investigó a la pareja y han venido a levantar a la chica que no tenía nada que ver», afirmó.

Como ocurre en estos casos, los referentes originarios destacaron que la joven acusada habla «muy poco el castellano» y desconocen si en los trámites del proceso contó con un traductor o traductora bilingüe.

Archivos

Otras noticias