martes 16 de abril de 2024
20.9 C
Salta

Lucrecia Martel | Esa tradición porteña de asociar al «Interior” sólo con la Iglesia y los conservadores

La salteña le remitió una carta a Gabriela Michetti, quien aseguró que “todo el interior está en contra del aborto”. Le recordó que como vicepresidenta debe conocer todos los pliegues de ese interior y le recordó que «obligar a una mujer a ser madre es anticonstitucional».

En una extensa carta dirigida a Gabriela Michetti, la artista salteña Lucrecia Martel reclamó: «Usted está en un lugar clave para cambiar la historia de las mujeres». En lo central, la cineasta criticó los dichos de la vicepresidenta en el programa de Mirtha Legrand, donde afirmó que «todo el interior está en contra del aborto».

Ante ello, Martel escribió: «Hay una vieja tradición porteña, que mucho perjudica al federalismo, y consiste en llamar ‘Interior’ a todo ese vasto territorio desconocido que se extiende más allá de la General Paz. Pero usted es una funcionaria nacional y está obligada a conocer la población sobre la que vicepreside», comienza la misiva. «Es posible que la información que recibe sobre nuestras provincias esté un poco sesgada. Que venga de sectores del poder, muy conservadores, o de organizaciones católicas que desde el inicio de esta República han tratado de que sea confesional», expone.

En el extenso texto publicado en Revista Anfibia, la artista interpela a Michetti para que reconsidere su posición en contra de la legalización del aborto. «Usted puede cambiar la historia de las mujeres», le expresa, al tiempo que expone la frágil argumentación de los que se oponen a que sea ley, a quienes denomina como «pro status quo», «pro sometimiento de la mujer» y «pro clandestinidad». «La he escuchado Vicepresidenta, a usted y a muchos pro clandestinidad, considerar una buena idea obligar a una mujer ser madre y luego dar su hijo en adopción. Eso sí es anticonstitucional«, asevera.

Martel dedicó, además, un largo párrafo en el que habla del papel de la Iglesia en el debate y sus contradicciones: «Afortunadamente en Salta desde el 2016 que se legalizó la Fecundación In Vitro, con leve oposición de la Iglesia (…) Aunque implique el descarte de embriones», explica. «Pero a la hora de que una mujer decide interrumpir su embarazo, la Iglesia se pone implacable, las instituciones sacan comunicados oponiéndose, los médicos se acuerdan del juramento hipocrático, y usted de su humanismo. Y todos acusan a la mujer de asesinar niños. Hoy esa mujer está penalizada«, argumenta.

La carta finaliza con un pedido directo: «Vicepresidenta Michetti usted está en un lugar clave para cambiar la historia de las mujeres. Para salirse de los eufemismos conservadores y de una vez por todas ayudarnos a las provincias del Norte, donde las cifras por femicidio, crímenes de odio, muertes por abortos clandestinos son las más altas del país. Ayúdenos a dar un paso hacia el futuro, hacia la planificación, hacia la reducción de la barbarie y la muerte. Hacia el respeto de las mujeres a decidir ser madres o no, aunque eso implique el descarte de embriones».

 

Otras noticias