domingo 19 de mayo de 2024
7.5 C
Salta

La importancia de la ESI | Los embarazos adolescentes bajaron un 59% entre el 2014 y el 2021

Es otro de los datos que arroja el Censo 2022. El menor índice de nacimientos no puede atribuirse a la ley del aborto legal, ya que su implementación ocurrió apenas meses antes de la realización del mencionado censo.

“Los números oficiales indican que había 2,8 millones de niños menores de cinco años en 2022, casi medio millón menos que en 2010. Pero ese número incluso se extiende a 850.000 niños menos de lo que había proyectado el Estado en el anterior censo para esa fecha” destacó en un amplio informe el sitio Infobae.

La franja etaria que comienza con los recién nacidos y termina en los niños de hasta cuatro años es la única que no creció en toda la pirámide poblacional argentina en la última década. Juan Camisassa, coordinador del Programa de Protección Social de CIPPEC, aseguró al medio mencionado que el envejecimiento de la población argentina está directamente relacionado a una caída pronunciada de la fecundidad. Un estudio realizado el año pasado por esta organización junto a Unicef indica que la cantidad de embarazos se redujo un 34% entre 2014 y 2021, el descenso más brusco sobre este indicador desde que hay acceso a este tipo de datos.

“Cuando hacemos foco en esos datos, nos podemos dar cuenta que la fecundidad adolescente (embarazos en mujeres menores de 20 años) bajó un 59% en esos años”, agregó. El embarazo de adolescentes es el principal motivo de deserción escolar tanto en mujeres, por el cuidado que requiere el niño, como en hombres, que suelen adelantar su inserción al mercado laboral.

¿Por qué cayó la cantidad de embarazos adolescentes? Camisassa lo resume en dos grandes factores: en primer lugar, el acceso a distintos métodos anticonceptivos y a educación sexual integral en las escuelas. “Después, hay otra parte que está ligada a cambios sociales y culturales. Desde 2014 en adelante los movimientos feministas probablemente hayan influido en proyectos de vida que no estén ligados a la maternidad desde la adolescencia”, explicó.

Los datos del último censo prácticamente no pueden medir la influencia de la ley de interrupción legal del embarazo, ya que su implementación ocurrió apenas meses antes de que concluir el estudio.

Archivos

Otras noticias