martes 27 de febrero de 2024
25.3 C
Salta

Docentes que precisan educación | Argañaraz tildó a su tesorera de ladrona y esta devolvió el cumplido calificándola de bruta

En medio del escándalo que envuelve al principal gremio docente – la ADP – los epítetos entre la secretaria general y la tesorera de la institución van y vienen. La segunda adelantó que denunciará a la primera.

El generalizado desquicio que atraviesa al gremio de los docentes tuvo ayer su propio día de furia. Durante la mañana un grupo de adeptos a la secretaria general repudió la decisión de una parte de la Comisión Directiva que pide la remoción de Argañaraz a quien denuncian por un desfalco de 100 millones.

La secretaria general ayer se presentó en la sede del gremio para resistir el intento y desde allí aseguró que la “ladrona” es la tesorera del gremio, Ana María Cerezo. La respuesta de esta no se hizo esperar y por los micrófonos de FM Aries, la ex mano derecha de Argañaraz, aseguró que ésta montó un “circo mediático lamentable para la docencia”.

Municipalidad de Salta

La Tesorera de ADP recordó que desde que la dirigente docente fue denunciada por su hermano, pretende confundir y hacer que ella y el propio hermano de la sindicalista aparezcan como los responsables de las irregularidades. “La ladrona va a salir a la luz y la docencia sabrá quién es”, aseguró Cerezo quien remarcó que su padre fue un médico muy prestigioso de Orán que además de suministrarle todas las comodidades, le dejó una gran herencia que en teoría la alejan de hechos de corrupción.

“Esta forma que tengo de ser y de vestirme siempre la tuve, por más dinero que haya tenido mi padre. Miremos la diferencia quién era y en qué se convirtió. Si soy yo o es ella (por Argañaraz)”, agregó la tesorera quien aclaró que dejó de atender en la oficina de ADP porque la secretaria general y los docentes que se concentraron en el lugar para apoyarla la interrumpían y la agredieron.

Al ser consultada sobre los dichos de la titular de ADP que le cuestionó tener cerca de 90 mil pesos en la caja fuerte de su oficina, Cerezo le recomendó que “estudie el estatuto, que no sea tan bruta”, porque su función es decidir sobre los gastos diarios y ordinarios. El malestar contra la tesorera se generó también porque no quiso entregar dinero para viáticos de docentes que llegaron del interior a participar del abrazo simbólico al edificio del gremio en apoyo a Patricia Argañaraz, a lo que Cerezo respondió que “no correspondía sacar dinero de afiliados para pagar el circo mediático que armó”, finalizó.

Otras noticias