martes 23 de abril de 2024
24.8 C
Salta

Denuncia pública | Patovicas de un boliche salteño le rompieron la cabeza y pide justicia

La mujer relató la horrenda experiencia que vivió en un local bailable de Rosario de Lerma, donde fue brutalmente sacada junto a su pareja por el personal de seguridad, resultando en lesiones graves. Su testimonio pone en tela de juicio la conducta del dueño del establecimiento y la necesidad de justicia para resarcir los daños causados.

En un testimonio estremecedor compartido en Facebook, Sol Velázquez detalló la terrible experiencia que vivió en el popular boliche «La City». La noche del lunes feriado, mientras disfrutaba con amigos y su novio, un encuentro con el personal de seguridad se convirtió en una pesadilla que casi le cuesta la vida. Sol relata que su novio fue expulsado sin motivo aparente, y al cuestionar la situación, fue brutalmente agredida por una guardia femenina del establecimiento. La agresión dejó a Sol inconsciente y con heridas graves, lo que la llevó a clamar por justicia y compartir su historia.

La víctima asegura que fue sometida a un trato inhumano por parte de la seguridad del boliche. Fue asfixiada, lanzada por las escaleras y arrojada afuera del local, quedando casi inconsciente. Además señala que a pesar de sus lesiones, los empleados no le brindaron asistencia adecuada. La gravedad de la situación se acentúa por los intentos del dueño del boliche, Nicolás Alejandro Farías, a quien señala por encubrimiento al no brindar información sobre la femenina de seguridad que agredió a Velázquez.

“No era necesario bajarme ni sacarme tan brutalmente… me sacaron a jalones del baño y me tiraron afuera donde los policías después me ayudaron y llamaron a la ambulancia”, asegura en el descargo. Respecto a los gastos médicos, aclaró que el encargado del boliche pagó “los primeros gastos solo por el interés de que yo adjunte en la denuncia que se estaba haciendo cargo pero la verdad es que después se borró solo pago una parte y nada más.. la mayoría lo tuve q pagar  yo de mí bolsillo y tuve  hasta q pedir prestado porque tenía que hacerme una tomografía urgente y comprar calmantes medicamentos y atención privada en la clínica IMAC”.

La denuncia de Velázquez destaca la importancia de la divulgación para alcanzar justicia. Además de las secuelas físicas, señala que el incidente ha afectado su capacidad para trabajar y cuidar de su hija. Sol, quien se desempeña en varios trabajos y estudia, ahora enfrenta problemas económicos y emocionales derivados de la violencia sufrida en el boliche.

En las redes, los amigos de Sol respaldan su versión de los acontecimientos, desmintiendo las acusaciones infundadas del personal y dueños del boliche. La demanda por justicia está ganando impulso en las redes sociales, donde los usuarios comparten el testimonio de Sol y piden una investigación exhaustiva sobre el comportamiento del personal de seguridad y el manejo de la situación por parte de la gerencia del «La City».

Archivos

Otras noticias