martes 16 de abril de 2024
18.3 C
Salta

Casita zafó | La Corte salteña salvó de la destitución al intendente de Cafayate

El máximo tribunal provincial anuló el juicio político impulsado por el Concejo Deliberante por graves errores en el proceso. El jefe comunal seguirá en su cargo hasta diciembre, cuando sea el cambio de administración.

El intendente saliente de Cafayate, Fernando Almeda, respira aliviado luego de que la Corte de Justicia de Salta desestimara el pedido de destitución que había presentado el Concejo Deliberante en agosto de 2021. El fallo, fechado en los primeros días de septiembre, hizo lugar al recurso de apelación de la defensa del jefe comunal, que alegaba que el proceso de juicio político había sido arbitrario y violatorio de sus garantías constitucionales.

Según la resolución de la Corte, el Concejo Deliberante cometió varios errores graves en el proceso, como dictar una resolución destitutoria en lugar de una ordenanza, confundir los roles de acusador y juzgador, y no respetar la mayoría exigida por la Carta Orgánica Municipal y la Constitución Provincial. Además, la Corte consideró que la figura de “inhabilidad moral” utilizada por la concejal Patricia Castro, principal impulsora del juicio político, era abstracta y no se ajustaba a las causas previstas por la ley para destituir a un intendente.

El concejal Mauricio “Pasha” Aguirre, quien se opuso al juicio político desde un principio, expresó su malestar por el hecho de que los cafayateños deberán afrontar las costas derivadas del proceso, que incluyen los honorarios del abogado defensor de Almeda, Jonas Garnica. Aguirre responsabilizó a Castro por haber llevado adelante un juicio mal fundamentado y sin consultar al resto del Concejo Deliberante.

Por su parte, Almeda celebró el fallo de la Corte y dijo que se trata de un triunfo de la democracia y la institucionalidad. El intendente aseguró que seguirá trabajando por el bienestar de los cafayateños y que no guarda rencor hacia sus detractores. Asimismo, invitó al Concejo Deliberante a dialogar y a colaborar con su gestión.

La decisión de la Corte pone fin a un conflicto político que se inició hace más de un año, cuando Castro denunció a Almeda por supuestas irregularidades en el manejo de fondos públicos, contratación de personal y obras inconclusas. El juicio político se llevó a cabo en medio de una fuerte polarización entre los sectores afines y contrarios al intendente, que generó divisiones internas en el Concejo Deliberante y movilizaciones populares en apoyo y rechazo a Almeda.

Otras noticias