Natalia Varela terminó detenida junto a su hija de 14 años. La primera denunció que contaba con el permiso de circulación correspondiente a su condición de trabajadora independiente.

Tras ser detenidas, madre e hija permanecieron demoradas desde las 17 hasta las 24 horas, indicó el portal “Periodismo en Línea”. Antes, Natalia Varela relató que en el procedimiento en que la detuvieron y quedó filmado, recibió amenazas e insultos discriminatorios por parte del personal policial.

Municipalidad de Salta

Al ser abordada por el personal policial, Varela les informó que contaba con el permiso de circulación, aunque la requisitoria policial comenzó a subir de tono hasta que el pedido comenzó a hacerse a los gritos. Todo empeoró cuando los efectivos pidieron a la menor de 14 años que bajara el vidrio del vehículo, el ordenaran bajar y también la esposaran cual vil delincuente. Según Varela, en ese momento también comenzaron los insultos discriminatorios: «negras de mierda tenemos que venir a perder tiempo con ustedes, encima feas».

Fueron trasladas esposadas a la comisaría de San Remo en móviles diferentes y permanecieron separadas hasta que fueron trasladadas a la Alcaldía de Ciudad Judicial, lugar de donde fueron liberadas pasadas las 24 horas.

“El resultado del procedimiento fue una adolescente detenida y aterrorizada, una madre de tres hijos vulnerada con moretones en las piernas, los brazos y los tobillos, una abuela de 60 años que debió caminar 40 cuadras con un bebe de dos años en brazos y un niño de 6 años en plena cuarentena. Hacía dos semanas que esta familia retomaba las actividades de venta de comida con las que se aseguran el sustento diario”, concluyó el reporte del sitio “Periodismo en Línea” que recordó que la persona que grabó la triste escena fue el niño de 6 años.