miércoles 29 de mayo de 2024
14.8 C
Salta

“Ya no deberían ser porteños” | Estrada sobre presidentes centralistas, la inflación y la necesaria renovación política salteña

El economista y diputado nacional calificó a la inflación como un drama agravado por la falta de un plan para combatirla. Habló de las miserias de la dirigencia apegada a las pantallas de TV, el error de pensar al país desde el puerto y la política salteña.

Al inicio de la entrevista brindada al programa CUARTO OSCURO, se le consultó por las cifras de la inflación publicadas días atrás -en marzo fue del 6,7% y en el primer trimestre de 2022 acumula 16,1%-. Estrada reconoció que es el principal problema económico que tiene el país. “A pesar de que el desempleo baja y la economía está creciendo, este problema inflacionario provoca trabajadores formales bajo la línea de la pobreza”. Luego señaló que hace falta “un plan de abordaje claro del problema”.

En ese sentido, en el aire de FM La Cuerda 104.5, el diputado salteño acotó que “la inflación no la está abordando nadie en el gobierno. Un acuerdo de precios es una política microeconómica para un problema macroeconómico. Ese es parte del dilema que tiene que resolver el gabinete nacional en cuanto a la coordinación entre el Banco Central, el Ministerio de Economía, de Producción y el de Trabajo para poder ordenar los temas necesarios para tratar la inflación: discusión salarial, tipo de cambio, tasas de interés y sistema productivo”.

Luego el diputado nacional recordó que desde el gobierno de Cambiemos se viene reduciendo la participación de los trabajadores en el reparto de la renta nacional. Así tenemos que en el año 2016 el porcentaje del PBI que se llevaban los asalariados públicos y privados era casi del 52% en tanto el empresariado un 48%. “Ese proceso se ha revertido y hoy tenemos un 54% para el empresariado y los trabajadores perdieron casi 10 puntos en la participación. Eso explica a dónde fue a parar gran parte del crecimiento”, señaló Estrada. Así también, explicó que el problema se da cuando inicia la desarticulación del proceso inflacionario y la paritaria salarial.

“Si la inflación va cada año subiendo un 50% y la paritaria queda en el 43%, esos siete puntos que vas perdiendo por año son los que van explicando esta transferencia de recursos, por un lado; y por otro hay una cuestión que tiene que ver con la falta de proyección. En mi caso, hace un mes voté en contra del acuerdo con el FMI porque es algo incumplible. Este acuerdo va a generar más incertidumbre porque no vamos a cumplir con las metas fiscales”.

Consultado sobre las posibilidades de que el gobierno de Alberto Fernández diseñe un plan para no andar a tientas durante los próximos dos años, Estrada comentó que ello es parte de la discusión interna que actualmente se da en el Frente de Todos. “Hay algunos sectores, entre los cuales yo me considero parte que somos críticos de esta falta de plan económico claro y concreto. Y obviamente vamos a seguir dando las discusiones necesarias para que eso suceda y estaremos abocados a resolver el problema inflacionario así como la pérdida de poder adquisitivo”, señaló respecto al futuro.

En cuanto a lo que pasará con Salta y cómo afectará a la provincia el acuerdo con el FMI, Estrada recordó que en su momento advirtió que el acuerdo establece recortes de transferencias a las provincias: los subsidios para la energía, pero también para la obra pública. “Eso está escrito en el acuerdo. Cuando vengan las revisiones de las metas fiscales seguramente el Fondo va a decir ´como no pudieron cumplir con esas metas…´, el gasto más flexible para ajustar siempre es la obra pública. Esto va a impactar en todas las provincias del interior, sobre todo en las que los presupuestos provinciales tienen bajo porcentaje destinado a obra pública y la mayoría de recursos llega desde Nación”, comentó.

Finalmente, Estrada comentó que trabajan en el armado de un espacio provincial de cara a 2023 “fundamentalmente generacional y con puntos de encuentro con temas de Salta. Porque gran parte de lo que venimos viendo a nivel de la discusión política nacional se llevó puesto intereses de muchas provincias. Lo veo en persona cuando estoy en el Congreso. Hay una dirigencia política que la pasa pululando en la TV de Buenos Aires y no conoce para nada lo que sucede en el resto del país. Entonces terminamos sujetos a una agenda de políticos que son de la ciudad de Buenos Aires y no tienen idea de lo que pasa en Salta. Creo que hay que armar un espacio muy fuerte en términos ideológicos, de lo que queremos para Salta y que eso se pueda traducir en discusión política porque la lógica de ´no tenemos ideología, somos todos iguales´ resta sustento a la hora de ir a discutir. Es la condición de posibilidad para que los salteños pueden volver a cometer el error de votar a un porteño como presidente. Los porteños ya no deberían ser presidentes porque tienen una falla original: no entender la realidad del todo nacional. Fíjense lo que hace Rodríguez Larreta cuando viene a Salta: no viene a conocerla, viene a que los salteños lo vean como si fuese un trofeo de la Copa Libertadores de América que se exhibe”, concluyó.

Archivos

Otras noticias