jueves 30 de mayo de 2024
17.5 C
Salta

Venta de plasma | Martin De la Arena será formalmente imputado

Lo hará el fiscal Ramiro Ramos Ossorio, de la Unidad de Delitos Económicos Complejos.

Este lunes el fiscal Ramiro Ramos Ossorio, de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, formalizará la imputación penal en contra de un médico por el delito de fraude a la administración pública. El médico está denunciado por solicitar el pago de una suma de 30 mil pesos por un servicio de transfusión de plasma a un paciente afectado con coronavirus, obligando a la fiscalía penal a tomar intervención en la denuncia de presunta venta de plasma.

Aunque el fiscal no identificó al imputado, todo indica que se trata del gerente de la empresa HemoSalta SRL, Martín de la Arena, cuya firma aparece en un pedido de facturación difundido en las redes sociales.

En la correspondiente notificación emitida al médico, la fiscalía dejó en claro que la misma se hacía “bajo apercibimiento de ordenar su conducción por la fuerza pública en caso de incomparecencia injustificada”. Asimismo, recomendó la designación de un abogado defensor particular, caso contrario se le asignará un representante del Estado.

Según lo establecido por el Código Procesal Penal de la Provincia, el imputado puede presentar un descargo por escrito, por lo que se cree que el acto procesal de hoy será una simple formalización, a la cual seguirá una serie de medidas de pruebas.

No obstante, según El Tribuno, será la Justicia Federal la que se encargará del tema. Extraoficialmente, se supo que el caso lo lleva adelante el fiscal federal Eduardo José Villalba, quien inició las actuaciones preliminares del caso a partir del reporte remitido por la División Investigación de Falsificación y Adulteración de Fármacos de la Superintendencia de Investigaciones Federales.

Cabe resaltar que la investigación se ancla en base al artículo 91 de la Ley 22.290, el cual establece penas de prisión de seis meses a 5 años, como así también una multa de 10 a 500 mil pesos. Estas penalidades, según la norma legal, están prevista para “el que intermediare comercialmente y/o lucrare en la obtención, donación, clasificación, preparación, fraccionamiento, producción, almacenamiento, conservación, distribución, suministro, transporte, actos transfusionales, importación y exportación y toda forma de aprovechamiento de la sangre humana, sus componentes y derivados, fuera de los casos autorizados en la presente ley o el que diere a la sangre, sus componentes o derivados, un destino distinto del que ella autoriza”.

Archivos

Otras noticias