sábado 18 de mayo de 2024
9.8 C
Salta

Salta no es la excepción | Advierten sobre el racismo cotidiano e institucional en el país

El asesinato de George Floyd en EEUU desencadenó el repudio global al que se sumó nuestro país, aunque referentes de comunidades afro, pueblos indígenas y migrantes advierten que el racismo en Argentina está naturalizado.

Según la última investigación que realizó del tema el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), el 60% de las personas encuestadas opinó que en el país existe discriminación contra las personas afrodescendientes y contra los pueblos indígenas. Sin embargo, de las personas que manifestaron haber experimentado alguna situación de discriminación, solo el 35% afirmó que se trató de un hecho racista.

“Desde la burla y la invisibilización, hasta la represión policial, el racismo adopta distintas formas en la Argentina, donde lo bárbaro y lo marginal siempre es lo negro y lo indígena”, señaló en diálogo con PáginaI12 Carlos Nazareno Alvarez, director nacional de Pluralismo e Interculturalidad de la Secretaría de Derechos Humanos y referente de la Agrupación Xangó.

El mencionado medio usa como ejemplos el maltrato a los senegaleses en Ciudad del Buenos Aires y la situación en la que viven los pueblos indígenas del sur y el norte del país tomándose el caso salteño. “En el norte, este verano murieron por desnutrición y deshidratación más de 10 chicos y chicas de la comunidad wichí en Salta, otro de los casos en donde tuvo que intervenir la CIDH. Como la provincia no cuenta con datos, los chicos y chicas pueden ser 13 o 20, no hay un número exacto”, enfatiza el artículo firmado por Lorena Bermejo.

No se trata de algo que los salteños desconozcamos. Aunque se carecen de estadísticas, hay casos que lo sintetizan bien como el Hospital Juan Domingo Perón de la ciudad de Tartagal, que entre febrero y mayo del 2020 fue objeto de cuatro denuncias graves ante el INADI-Salta: tres involucraban a miembros de comunidades originarias y una a una migrante boliviana a la que se quería cobrar 27 mil pesos por parir.

Archivos

Otras noticias