miércoles 29 de mayo de 2024
-0.7 C
Salta

Rivadavia | Los salteños que no le importan a nadie

Los parajes La Esperanza y San Felipe están aislados por las lluvias. No tienen nada: ni clases, ni agua potable, ni asistencia del gobierno provincial.

Salteños de los parajes La Esperanza y San Felipe, en Rivadavia Banda Sur, se encuentran aislados desde comienzos de marzo. No tienen nada: ni clases, ni agua o asistencia.

El secretario de Asuntos Originarios de la Municipalidad de Rivadavia Banda Sur, Bernardino Pizarra, dijo que «desde hace 15 a 20 días que (el río Bermejo) crece y después baja. Pero cuando baja queda barro nomás”, lo que dificulta o imposibilita el tránsito.

Salta 12 informó que los pobladores sostienen que hasta el momento no ha llegado la asistencia de la provincia o el municipio.

Las clases no comenzaron en ninguno de los dos parajes. Los caminos siguen intransitables aún cuando bajan las aguas, porque el barro que queda, y los 25 kilómetros que separan al pueblo de ambos parajes pueden significar que los docentes de esas escuelas no puedan volver al lugar de origen por días.

El mismo medio agregó que en La Esperanza ni siquiera hay una escuela en condiciones y el nuevo edificio prometido por la Provincia jamás se realizó.

Archivos

Otras noticias