sábado 24 de febrero de 2024
17 C
Salta

Norte de Salta | Tras evidenciarse las falencias para tratar el coronavirus, renunció el director del Hospital de Mosconi

Marcelo Benavidez fue protagonistas de hechos que dejaron al desnudo la improvisación y falta de recursos sanitarios. Pidió que su dimisión sirva para reforzar las partidas presupuestarias.

Aníbal Quiroga arribó con un grupo de 180 repatriados procedentes de Bolivia, había informado al Consulado argentino y a las autoridades de Migraciones en qué lugar realizaría su cuarentena, pero al llegar terminó alojado en un gimnasio destinado a atender a infectados por coronavirus en caso de un desborde del sistema de salud. El lugar no reunía las mínimas condiciones edilicias ni de atención.

Quiroga quedó varado en Cochabamba donde realizaba unos videoclips. Desde ese momento comenzó a tramitar su regreso a Mosconi a donde finalmente llego el viernes pasado cumpliendo cada uno de los pasos que le exigían desde el Consulado argentino: guardar una primera cuarentena en Cochabamba y disponer de un lugar seguro donde realizar el aislamiento obligatorio de 14 días en Mosconi. “Me dejaron a un kilómetro de la entrada a Mosconi y no había nadie, cuando supuestamente ya me tenía que estar esperando el operativo de salud”, explicó a la sección local del diario Página12.

Municipalidad de Salta

Cuando arribó la Policía local, le exigieron que algún familiar lo debía buscar y trasladar a la vivienda que había alquilado para pasar el aislamiento obligatorio, “yo me negué porque no quería involucrar a más gente y no era lo que me habían indicado desde el Consulado”. Luego llegó una ambulancia con un equipo de profesionales a quienes “se las notaba muy nerviosas, me tomaron la temperatura y me hicieron preguntas y corroboraron que yo estaba asintomático, sin embargo, ninguno me quería trasladar y se tiraban la pelota entre ellos”, dijo Quiroga. Luego de que un periodista filmara y subiera lo sucedido a su cuenta de Facebook, una camioneta de la Policía lo trasladó hasta el domicilio informado.

Un par de horas más tarde volvieron a buscarlo para trasladarlo al centro destinado para personas con coronavirus en caso de un desborde del sistema de salud. Fue el mismo director del hospital local, Marcelo Benavídez, quien junto a un patrullero y una ambulancia lo trasladó al complejo deportivo General Mosconi. El joven dejo el lugar convencido de que lo llevaban a realizarse algún test, pero terminó alojado en el lugar sin abrigo ni comida y con la promesa del director del hospital de que al día verían qué hacían con él.

En los videos y fotografías que compartió Quiroga, queda expuesto el estado de las instalaciones, con ventanas rotas, sanitarios en mal estado, sin agua caliente, “sólo pusieron algunas camas en medio de la cancha, es lo que evidentemente se hizo en el lugar para la foto”. Finalmente, el domingo por la mañana Quiroga fue trasladado al domicilio donde cumplirá la cuarentena. “Venían todos a pedirme disculpas por lo que había pasado y se culpaban unos a otros”, expresó. Entre ellos, el director del hospital “pero le dije que no es eso, sino que están jugando con la vida de la gente, no pueden poner ahí a quienes estén enfermos, no son las condiciones para alguien que está sufriendo”.

Luego de que se conociera un video publicado por el joven, el director del Hospital, Marcelo Benavidez decidió dejar el cargo de jefe en esa área operativa. «He tomado esta medida que no es precipitada, me parece que es la forma de lograr mayor recurso en el área operativa», manifestó Marcelo Benavidez para el programa radial Jaque Mate.

Otras noticias