jueves 22 de febrero de 2024
28.7 C
Salta

Habla y la embarra | Martín Grande enfrenta otra causa y podría estar hasta un año en prisión

Es por difundir el consumo de dióxido de cloro.

Después de haber sido condenado por sus declaraciones misóginas contra una fiscal de la provincia, ahora Martín Grande enfrenta otra causa que podría darle un nuevo y mayor dolor de cabeza. Y la razón siempre es la misma: hablar de más.

Sorprende el diputado nacional del macrismo, ya que en el Congreso es de los que menos toman la palabra para debatir ideas. Sin embargo, en Salta, en los medios, suele pecar de bravucón. Así fue que habló de más contra la fiscal y terminó condenado por violencia de género, obligado a capacitarse en la materia.

Pero ahora podría recibir una condena mayor. Es que lo que dijo fue más grave porque no abarca a una sola persona sino que pudo haber contribuido a dañar la salud de millones de personas. Se trata de las declaraciones que hizo Martín Grande a favor del dióxido de cloro como posible cura del coronavirus, algo que no está comprobado. Se trata de una sustancia que no fue aprobada por el Ministerio de Salud y que el salteño difundió como si fuera una poción mágica. Todo enmarcado dentro de una carrera opositora donde el diputado siempre encuentra una excusa para pegarle al gobierno nacional.

«En Salta somos varios centenares de consumidores y estamos comunicados por WhatsApp. No tenemos ninguna reacción adversa, yo tomo ocho tomas por día. Te hace optimista, te despeja la mente. Te va a cambiar la vida, vas a encontrar novia», decía Grande al elogiar esta sustancia que causó la muerte de al menos dos personas en el país el año pasado. «Cabe precisar que somos miles de argentinos los que consumimos dióxido de cloro y no nos hace mal», agregó allá por octubre del año pasado, cuando rechazaba las vacunas.

Estos dichos «son graves porque las manifestaciones fueron emitidas en un contexto de incertidumbre de la sociedad». Así lo consideró el fiscal federal Ramiro González, quien amplió la imputación que Grande ya tenía por sus dichos.

FM Aries informó que la denuncia original había sido realizada por el fiscal e impulsada también por el diputado Rodolfo Tailhade en el marco de una investigación penal contra Andreas Ludwig Kalcker, un supuesto médico alemán que se presenta como el descubridor de la solución milagrosa para el coronavirus y promociona su comercialización y consumo.

En la ampliación, el fiscal González recordó las declaraciones de Grande y señaló que el 1 de septiembre de 2020 presentó un proyecto de declaración solicitándole al Poder Ejecutivo que «disponga promover acciones concretas e inmediatas vinculadas a la investigación en torno del uso medicinal del dióxido de cloro para su aplicación al tratamiento de pacientes afectados por el Covid-19».

El fiscal señaló que el artículo 208, inciso 1° del Código Penal, indica que «será reprimido con prisión de quince días a un año el que, sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aún a título gratuito».

Marcó que el artículo 207 dice que «en el caso de condenación por un delito previsto en este Capítulo, el culpable, si fuere funcionario público o ejerciere alguna profesión o arte, sufrirá, además, inhabilitación especial por doble tiempo del de la condena. Si la pena impuesta fuere la de multa, la inhabilitación especial durará de un mes a un año».

González recordó que la ANMAT informó que «no existen medicamentos registrados en la República Argentina que contengan los principios activos ‘clorito de sodio’ o ‘dióxido de cloro’, por lo que no se encuentran autorizados para la fabricación ni el consumo humano como medicamento, ni se encuentra incluido en el Código Alimentario Argentino».

Otras noticias