sábado 2 de marzo de 2024
30.3 C
Salta

“Entre ejes y fundiciones” | Un libro sobre la clase obrera en la industria automotriz que se presentará en Salta

El autor es José Barraza, Profesor y Licenciado en Historia, militante de Tribuna Docente y el PO (Tendencia). Será expositor en las XIX Jornadas de Investigación y Docencia de la Escuela de Historia en Salta entre el 27 y 29 de noviembre de 2019.

“Entre eje y fundiciones. Empresarios, burocracia sindical y clase obrera en la industria automotriz argentina” (2016) de José Barraza es un libro que versa sobre las condiciones de la clase obrera argentina en una de las ramas más controvertidas de la industria nacional. Su principal objetivo es analizar, de un modo integral, la industria metalmecánica a partir de dos campos diferenciados que se visualizan dentro del espacio de la fábrica. Por un lado, el sector empresarial, quien cuenta a su vez con el apoyo gubernamental ya sea en materia impositiva como en materia legislativa. Este frente asociado cuenta a su vez con la participación activa de la dirección sindical, que a través de su ejército de delegados y trabajadores que le son afín, son los que defienden los intereses de la empresa frente al colectivo obrero. Por el otro, los trabajadores organizándose para enfrentar la política capitalista al interior de las fábricas.

A su vez, el presente libro parte de una doble premisa. La primera es que, para comprender y analizar a la industria automotriz no puede pasar desapercibida la actual etapa de declinación capitalista, cuyo resultado es la crisis crónica de sobreproducción que atraviesa al conjunto de la industria y su ligazón con el capital financiero. Pero que en la actualidad puede verse reflejada en la situación de la acería china, cuyo excedente de producción alcanza para vender al resto del mundo, poniendo en jaque al resto de la industria siderúrgica, incluida Techint argentina.

Municipalidad de Salta

La segunda premisa, es que el libro muestra el fracaso de la apertura de China, India y el Este Europeo para contrarrestar la tendencia a la caída decreciente de la tasa de ganancia. En este cuadro internacional, el autor sostiene que los representantes de las terminales automotrices, forman parte del juego de piezas de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China o la Unión Europea con Corea del Sur. El libro anticipa dicho enfrentamiento con el famoso caso de la demanda sobre los motores diesel de la Volkswaggen alemana por parte de los Estados Unidos a favor de los motores a combustión propios de la General Motors y Ford.

Debe destacarse la oportunidad del presente libro en un cuadro de aguda recesión que arrastra la industria automotriz argentina, que ya superó la década. La razón de ser de la industria automotriz argentina, es la de ser una maquiladora cuya actividad es la del ensamblaje de piezas. Esto significa una brutal exacción fiscal y el incremento de la superexplotación del trabajo a partir de la tercerización, “el talón de Aquiles” de la industria metalmecánica.

El convenio Fiat-Smata en el año 1997 y luego el de Nissan-Smata en el 2015, consumaron los procesos de tercerización, plurifuncionalidad y desguace de los procesos productivos, etc. Nada de esto sin embargo impidió que la industria entrara en nuevas y más profundas crisis con su tendal de despidos y suspensiones, como está ocurriendo en Ford y Volkswagen. De hecho debe remarcarse que el convenio Nissan-Renault fue el preludio de la famosa Adenda en el convenio petrolero de 2016 que introdujo la polivalencia, la caída de los salarios y el incremento de los accidentes laborales. Pero sobre todo fue la premisa para la incorporación de clausulas de flexibilización del trabajo uno de actuales reclamos de las terminales automotrices, de las cámaras patronales y del FMI.

El libro aborda las diversas vicisitudes históricas en el desarrollo de las tendencias clasistas como expresión organizada de la clase obrera. Barraza aborda los diferentes lineamientos y las luchas decisivas desarrolladas por los obreros automotrices, en conjunto con sus debates y estrategias. Es decir, la lucha no solamente vista como un enfrentamiento contra la patronal y la burocracia sindical, sino por la independencia política de los trabajadores. Coloca sobre el tapete que los principales avances en materia de organización y conciencia en la clase obrera argentina en los últimos 50 años fueron fruto de la estrategia del “frente único” contra el Estado, la burocracia sindical y la patronal, en oposición a las reyertas intestinas y todo armado ajeno a los intereses de los trabajadores y funcionales a fracciones de la burguesía nacional. Este ángulo no debe abordarse simplemente como un relato histórico, sino como una reflexión frente el actual proceso político en curso.

Por último, Barraza deja planteado un interrogante a la hora de intervenir en la “actual transición histórica que atraviesa la Argentina”: ¿Puede mantenerse (la clase obrera) como la columna vertebral del país? La lectura del libro es una invitación para recorrer y contribuir en la búsqueda de una respuesta a este (histórico) dilema.

Otras noticias