jueves 29 de febrero de 2024
20.3 C
Salta

Dice que Aníbal Fernández fue narco | Orozco, el diputado salteño imputado por torturas que se opone al Gobierno Nacional

El legislador de Rosario de la Frontera forma parte del oficialismo provincial pero se mostró indignado por la unión con el Frente de Todos de cara a las elecciones nacionales.

El diputado provincial Gustavo Orozco está indignado. No entiende cómo el Gobierno provincial que representa en su bloque en la Legislatura se unió al Frente de Todos para las elecciones nacionales del mes que viene. Aseguró que el Gobierno nacional es «el más corrupto de la historia» y hasta acusó a Aníbal Fernández de narcotraficante.

Durante la sesión de este martes en la Cámara de Diputados, Orozco se quejó de que desde el Gobierno provincial se pretenda «encolumnar a los salteños detrás del Gobierno más corrupto de la historia». FM Aries informó que Orozco incluso dijo que la gestión de Alberto Fernández cuenta con un ministro de Seguridad «que ha sido narcotraficante».

Municipalidad de Salta

Orozco, ex policía de la Brigada de Investigaciones, llegó a la Cámara de Diputados de la provincia de la mano de Alfredo Olmedo. Representa a Rosario de la Frontera. En las últimas elecciones provinciales retuvo su banca con casi 4700 votos, un 33 por ciento del electorado.

Con un discurso mixto, Orozco suele mostrarse en contra del kirchnerismo, pero destacando las bases del peronismo. Apoya a Sáenz y se entusiasma con figuras del macrismo como María Eugenia Vidal.

No es la primera vez que Orozco se muestra en desacuerdo con decisiones del gobierno que supuestamente lo representa. Hace tres meses calificó al vicegobernador Antonio Marocco como «kirchnerista» y «montonero».

Orozco suma casi tantas imputaciones como proyectos en la cámara baja salteña. En agosto se conoció una nueva imputación en su contra por la comisión de dos delitos: coacción agravada por el uso de arma de fuego, en perjuicio de una víctima, en concurso real con el delito de amenazas, en perjuicio de otra.

El año pasado, la fiscal Simesen de Bielke había pedido la elevación a juicio de la causa que tenía a Orozco como imputado. En ella se lo acusaba del delito de vejaciones agravadas por el uso de la violencia, en calidad de coautores, por un hecho denunciado en 2015.

También el año pasado estuvo a punto de llegar a juicio la causa en la que Orozco y otros policías estaban acusados de cometer, entre otros delitos, vejaciones agravadas por el uso de la violencia, severidades, torturas, privación ilegítima de la libertad y apremios ilegales.

Otras noticias