jueves 23 de mayo de 2024
10.9 C
Salta

Trató de “poco instruido” al senador salteño que lo denunció | Zapata dice ser objeto de una persecución política

El diputado nacional hizo referencia a denuncias y una imputación en su contra. Las desestimó, pero se detuvo en una: la del senador Enrique Cornejo a quien calificó de estar “casado” con la multinacional tabacalera Massalin.

Fue en una columna emitida en Canal 10 de nuestra provincia. Allí habló de una seguidilla de denuncias en su contra a las que consideró como una “persecución política que estoy sufriendo y que se puede visualizar a través de los medios. Una denuncia de una tal Del Frari que no sé quién es diciendo que omití denunciar al gobierno de la provincia por corrupción. Debo ser la persona que más denunció a Sáenz y a su gobierno. Empecé en el 2012 con los subsidios, becas y subvenciones de la municipalidad”, dijo a modo de introducción el actual diputado nacional.

También hizo referencia a la imputación que se le realizó por un expediente que involucra a FM Aries. “La audiencia por ese expediente es el día 15. No me voy a explayar respetando la acción de la fiscal, pero ese día aportaré las pruebas que demuestran la falsedad de los argumentos que se utilizan para tal imputación”, manifestó. “Como si esto fuera poco, esta semana apareció el senador Cornejo [General Güemes] denunciándome ante la Justicia por una presunta relación con una empresa tabacalera que se llama Sarandí”.

Tras enfatizar que no tiene relación con la tabacalera ni con sus dueños, Zapata adelantó que “en los argumentos – no conozco la denuncia – dice que el diario La Nación, a mediados del mes de enero, el columnista Carlos Pagni se refirió a que existía un lobby a favor de la tabacalera nacional que integraba Diego Santilli, Héctor Ritondo y Carlos Zapata. Ese artículo termina diciendo que eso que acababa de expresar eran ‘habladurías’ y que el tiempo iba a confirmarlo. La Ley no salió así que quedó en habladurías” sentenció.

No obstante, Carlos Zapata consideró que el origen de la persecución que está sufriendo de parte de una persona “poco instruida” se relaciona con la Ley Bases que finalmente no se aprobó. “Allí hay un capítulo que modifica la legislación del impuesto interno sobre los cigarrillos. Cornejo apoya y está casado con Massalin, sostiene que el aumento de la tasa de impuesto al cigarrillo debe ser del 70 a 73%. Yo por mi parte, considerando que perdimos el 50% del Fondo Especial del Tabaco y que antes de la reforma que impulsó Massalin junto con Cornejo en el año 2017 cuando recaudábamos el doble de lo de ahora; yo impulsé y llegue a un acuerdo para que la tasa del impuesto interno sea del 75%. Hasta ahora son todos números abstractos. Una mayor tasa de impuestos internos significa mayor recaudación para lograr y mantener el déficit cero; pero como es un impuesto coparticipable significa mayor cantidad de dinero para las provincias; y por último significa más dinero en el bolsillo del productor”, enumeró.

Para finalizar, Zapata aseguró que la propuesta que sostiene Cornejo supone una suba de solo el 10% de los fondos tabacaleros cuando la suya tendría un impacto del 20%. “En las arcas públicas, mi propuesta significa un incremento del 25% en la recaudación por el impuesto interno a los cigarrillos mientras la otra es de solo el 13%. Está todo claro: a través de publicaciones pagas en Buenos Aires y acá, se genera una especie de presión sobre mi persona para que cambie mi decisión. Por último, quiero decir que, en el senado de la provincia, deberían tomar un examen psiquiátrico, pero también uno de derecho constitucional”. En ese punto Zapata leyó el artículo 68 de la Constitución Nacional que prohíbe molestar a un diputado nacional por emitir sus opiniones. “¿Dónde estudió Cornejo? ¿En tru la la? Yo opino que la tasa de impuesto interno debe ser más alta. Eso no es ningún delito y no puedo ser molestado porque lo manda la constitución. Salta se está convirtiendo en una provincia sin ley”, concluyó.

Archivos

Otras noticias