viernes 23 de febrero de 2024
20.3 C
Salta

Sáenz en la prensa nacional | «Prefiero pecar por exceso y no arrepentirme por no haber hecho algunas cosas»

El gobernador justificó las medidas implementadas desde anoche en la provincia.

Tras anunciar e implementar medidas restrictivas en toda la provincia para prevenir la propagación del coronavirus, Gustavo Sáenz habló y explicó sus decisiones.

«Teníamos que actuar rápido porque pasamos a la etapa de mitigación”, dijo Sáenz, que estableció en toda la provincia la suspensión del transporte masivo, el cierre de shoppings y centros comerciales, control de las rutas y la prohibición de permanencia en espacios públicos.

Municipalidad de Salta

En una entrevista en Infobae, el gobernador dijo que debía implementar medidas más estrictas «porque evidentemente pasamos a la tapa de mitigación».

«Lamentablemente el virus ya está en Salta», dijo, y agregó que «varias de estas medidas van a ayudar y acompañar el proceso de no circulación de las calles, de quedarnos en las casas».

«Al tener límites con otros tres países, se hace más difícil el control, por eso exigimos el cierre de fronteras terrestres para que no puedan ingresar extranjeros, y que aquellos residentes que pasan la frontera se les haga los estudios correspondientes, y en el caso que tengan algún síntoma están obligados a hacer la cuarentena en la zona de frontera», añadió.

Sáenz aseguró que el sistema de Salud salteño no está listo para una epidemia de esta naturaleza y que la precariedad agrava aún más la situación de la provincia, donde muchas zonas no tienen agua potable.

«Estamos trabajando en adaptar los hospitales, que estén en condiciones, suspendiendo operaciones para tener camas acondicionadas. Tenemos que estar pensando lamentablemente en lo peor, porque es preferible prevenir», dijo Sáenz.

«Muchas veces uno escucha ‘lávese bien las manos’, y decimos que para que se las laven tienen que tener agua. El norte de la provincia es el más afectado en todo sentido y el que en menos condiciones está para poder soportar una epidemia de esta naturaleza», dijo, y consideró que tiene «la obligación» de tomar medidas «que pueden sonar muy estrictas». «Pero prefiero pecar por exceso y no arrepentirme por no haber hecho algunas cosas», aclaró.

«Es fundamental que la gente entienda que tiene que quedarse en su casa, si estamos diciendo que el problema es la circulación de la gente, hay que evitar que circulen con medidas duras y estrictas. Si no, no vamos a lograr el objetivo de tratar que el virus circule lo menos posible», agregó.

Otras noticias