lunes 20 de mayo de 2024
4.2 C
Salta

Balance de fin de año del PO: habla de un «salvaje ajuste capitalista» en Salta

El partido aseguró que 2018 fue dramático para la mayoría trabajadora.

El Partido Obrero de Salta publicó este jueves su Declaración de fin de año, en la que aseguró que 2018 fue dramático para la mayoría de los trabajadores y consideró que Juan Manuel Urtubey aplicó un «salvaje ajuste» por órdenes de Mauricio Macri y el FMI.

A continuación, el comunicado completo:

Estamos terminando un 2018 dramático para la mayoría trabajadora que nos plantea enormes desafíos. Se van a completar 23 años del régimen de Romero y Urtubey en el poder. Mientras el primero fue el agente del ajuste menemista que remató YPF, impuso las privatizaciones y despidos en el Estado que derivaron en las puebladas en el Norte salteño, el segundo es hoy el agente de la aplicación de un salvaje ajuste capitalista como hombre de Macri y del FMI en la provincia.
Se acaba se aprobar un presupuesto que es un verdadero plan de guerra contra los trabajadores que convalida la caída del salario real en 20%; que continúa con las jubilaciones compulsivas en el Estado (ya suman 2000 puestos de trabajo menos); que este año hará la mitad de la obra pública; no entregará ningún lote ni comenzará ninguna vivienda; que seguirá con la política de tarifazos en impuestos, combustibles, transporte y servicios que duplican o triplican los aumentos de sueldos. Pretenden que este plan de guerra avance con represión como lo plantea el protocolo de Bullrich que da licencia matar o los casos de gatillo fácil como el de Nahuel Salvatierra en Barrio Solidaridad.
Han decidido que en medio de la crisis las empresas tengan vía libre para arrasar con los derechos de los trabajadores como es el caso de los 180 despidos en Tabacal o el cierre del Ingenio San Isidro y de la línea de producción de la cooperativa del tabaco. En oposición a esta política que habilita que las empresas hagan lo que se les dé la gana, incluso abandonen la provincia cuando quieran, como el caso de la multinacional peruana Gloria S.A, nuestros diputados han planteado y batallado por la Ley de expropiación del San Isidro para salvar los puestos de trabajo y la unidad productiva bajo gestión obrera.
Macri como Urtubey, han multiplicado la deuda, que cada vez se lleva una porción mayor de los recursos. En el caso de Urtubey el llamado “crédito del bicentenario” que iba a ser para obra pública terminó siendo usado en su mayor parte, en gastos corrientes. La mayor parte de la deuda está ahora en dólares mientras la provincia recauda en pesos. Para pagar los intereses, Urtubey apeló a una caída de casi 20% del salario de los empleados públicos frente a la inflación real. Desde el PO venimos planteando que toda la deuda debe ser investigada y repudiada para dejar de pagar lo que es puro fraude y usura: intereses sobre intereses, de una deuda que ya pagamos varias veces.
Mientras al trabajador lo someten con tarifazos, las empresas acumulan subsidios millonarios y rebajas de impuestos y aportes patronales. Este ajuste es como el de Romero en los 90. Los Olmedo, Saenz y Urtubey, David, Leavy y Cía, se “anotan” para el 2019 para dar continuismo al régimen oligárquico que en los últimos 23 años ha buscado que las crisis las paguemos los trabajadores.
El Partido Obrero lucha para poner en pie a la clase trabajadora y pasar por encima de las direcciones sindicales cómplices de este ajuste, para organizar un paro general de 36 hs que prepare la huelga general hasta derrotarlos. No solo porque este régimen es injusto sino porque es un régimen fracasado que no hará más que llevarnos de crisis en crisis y de ajuste en ajuste. Precisamente, sobre la base de impulsar esta irrupción popular para derrotar a un gobierno y un régimen que nos hunde en la miseria, sin esperar falsas promesas electorales para el 2019, impulsamos una Asamblea Constituyente, libre, soberana y con poder político para reorganizar el país sobre nuevas bases sociales. Reorganizar el país sobre bases antagónicas a las del régimen corrupto de macristas, kirchneristas y pejotistas.

Un régimen corrupto y depredador

El régimen que pretende eternizarse, es tan corrupto como el que vemos a nivel nacional, en donde los más poderosos empresarios están enjuiciados por coimas y enriquecimiento ilícito. En Salta hay un pacto de impunidad para que ninguna causa avance. Están paradas las 6 denuncias del PO contra Romero por la apropiación de tierras, la Corte acaba de rechazar nuestras denuncias por el caso Salta Forestal en donde Urtubey perdona 600 millones en impuestos a Olmedo. El poder judicial es un apéndice del poder político y el económico, es otra manifestación de que estamos frente a un régimen que debe ser superado: para que haya justicia debemos conquistar la elección popular de los jueces y el derecho de revocatoria por iniciativa popular.
La Iglesia, asociada por mil lazos al Estado, es una pata clave del régimen oligárquico que necesita tener a un pueblo regimentado para que no se levante contra el ajuste capitalista y sus consecuencias. Por eso en la procesión del Milagro, Cargnello pidió que nos reconciliemos con los patrones…. aunque destruyan nuestros sueldos y nos despidan. ¿Qué tiene que ver eso con la fe de cada uno?… Como contraparte de este “servicio” los que gobiernan le garantizan un amplio control sobre la educación y jugosos subsidios. Es por eso que no tenemos educación sexual en las escuelas y que cada año unos 1000 millones del presupuesto público van a las escuelas privadas, en su mayoría confesionales. Es por eso también, que los numerosos y sistemáticos casos de abusos y pedofilia por parte de los curas, que denunciamos con los abogados del PO, sólo avanzan por el impulso de las victimas y el apoyo de la población, especialmente de los católicos. La juventud y las mujeres salteñas han tenido un año enorme de lucha por sus reivindicaciones. La ley del aborto legal seguro y gratuito no pasó el Senado pero seguimos en la batalla. La lucha por la educación sexual y contra toda forma de discriminación llegó para quedarse y multiplicarse, a pesar de las campañas reaccionarias.
Superar al régimen oligárquico es imprescindible para dar paso a los reclamos de la mujer y la juventud. Hay que separar la Iglesia del Estado, nacionalizar la salud y la educación, que paguen impuestos como cualquiera, que se sancione nuestra ley de educación sexual científica, laica y con perspectiva de género que hemos presentado en diputados.
En materia ambiental la lucha contra la contaminación y el riesgo que producen las antenas de telefonía ha dado un paso adelante. Se armó toda una corriente de opinión y de movilización de los vecinos en Oran y capital. Frenamos sendas ordenanzas hechas a la medida de estas empresas, donde la radiación quedaba sin ningún control y elaboramos un programa, traducido en un proyecto de ordenanza de nuestros concejales, para proteger la salud de la población de todas las emisiones de ondas, potencialmente cancerígenas, producidas en su mayoría por multinacionales apañadas por los intendentes y concejales del PJ, el PRO y del kirchnerismo.
La juventud ha dado batalla con la enorme huelga universitaria en defensa de la educación pública, ha progresado también la unidad de los luchadores para disputar la dirección del movimiento estudiantil, para de este modo sellar la unidad con los trabajadores.
Retomamos la lucha contra el trabajo en negro con la organización de los 500 tercerizados de Vialidad en los municipios. Es un desafío central porque Urtubey jubiló compulsivamente 2000 trabajadores que como en el caso de Vialidad reemplaza por trabajadores sin derechos.
En la misma línea lanzamos nuevamente el Polo Obrero. La organización que reúne a los desocupados como trabajadores que tienen derechos, que pelea por trabajo genuino y que aborda todas las reivindicaciones de las barriadas y de las familias, contra el hambre y por la vivienda. El Polo Obrero busca que los desocupados claves en la lucha por una transformación social, con los trabajadores ocupados, la juventud y las mujeres.

Por un gobierno de los trabajadores

Estamos cerrando un año de enormes esfuerzos de lucha de los trabajadores, aunque sean derrotados como es el caso de los azucareros de Tabacal y San Isidro. Pero esto porque han fracasado las direcciones sindicales que se han adaptado al discurso K de que “la lucha no tiene chances” frente al ajuste, sino que hay que apostar todo al 2019 …(aunque en el medio nos dejen en la calle, agregamos nosotros).
Por otra parte la oposición “cristinista” a Macri, -además de ser garante del ajuste con sus gobernadores como Alicia Kirchner que tuvo en 2018/2019 el peor ajuste salarial del país para sus docentes y estatales, sólo comparable a Gerardo Morales-, es una oposición que da garantías de no romper con el FMI y de pagar la deuda que ahoga al país y en cuyo altar se sacrifica a los trabajadores. Es decir que todas las alas del peronismo tributan a un relevo “ordenado” para dar continuidad a los lineamientos esenciales del gobierno capitalista de Macri, porque cualquier variante del pejotismo será, por supuesto, una nueva variante de los mismos grupos económicos y financieros que nos gobiernan.
Necesitamos una nueva dirección en el movimiento obrero, independiente de todas las variantes patronales, que organice un congreso de bases de todos los trabajadores, no solo para resistir el ajuste, sino para derrotarlo e imponer una reorganización social de conjunto en función de nuestros intereses. Una crisis de deuda puede desatarse durante el propio proceso electoral, por ello han adelantado 17 elecciones provinciales, y por eso el “riesgo país” está en las nubes, colocando a nuestra deuda en el mismo lugar anterior a la corrida cambiaria y la devaluación. Atravesaremos el año y sus elecciones en medio de una crisis excepcional, para lo cual convocamos a un salto excepcional en la conciencia y la organización política del pueblo de Salta.
Tenemos que superar el fracaso de toda una clase social y de sus partidos políticos que han dirigido Salta y el país desde siempre, por eso el Partido Obrero plantea que construyamos una fuerte alternativa política de poder para que gobernemos los trabajadores. Organizate con nosotros para luchar por ello.
Comité Provincial del Partido Obrero

Publicado por Partido Obrero Salta en Jueves, 20 de diciembre de 2018

Archivos

Otras noticias