viernes 17 de mayo de 2024
8.1 C
Salta

Pablo Outes | “El año que viene hay que hacer frente a deudas del orden de los 9000 millones”

Outes es hombre de confianza del gobernador electo y actualmente conduce la transición entre el gobierno de Urtubey y el de Sáenz. Aunque trató de ser cauto, detalló variables que pincelan la compleja situación financiera de la provincia.

El funcionario habló sobre el proceso de transición que conduce. En ese contexto, en la producción del programa de FM Aries le hicieron escuchar un audio del ex ministro de Economía provincial – Emiliano Estrada – en donde aseguraba que dejaba una economía provincial con equilibrio fiscal y que el Estado contaba con recursos para cumplir obligaciones para los próximos 5 o 6 meses (el audio de Estrada era del 22 de agosto pasado).

Outes se mostró prudente y aseguró que conviene esperar a que los equipos técnicos del gobernador electo cuenten con toda la información que preparan los ministerios de la provincia. No obstante, aseguró que la situación está lejos de ser holgada. “El año que viene hay que hacer frente a deudas del orden de los 9000 millones de pesos”, recalcó para luego añadir otro punto conflictivo: “el compromiso con salario de personal público ronda entre el 68% y 70%. Es complejo el tema y no lo que planteaba Estrada. A nuestro criterio, estamos hasta 20 puntos por encima del ideal que debería tener el Estado en materia salarial”.

En ese marco, Pablo Outes enfatizó que Gustavo Sáenz está pensando en la situación que obligará al gobernador electo “a pensar correcciones. Vamos a ir viendo cómo activamos la economía y cómo el sector privado va generando empleo. Vamos a reorganizar la administración, pero nosotros llegamos acá para dar soluciones y no para quejarnos. Te puedo asegurar que vamos a buscar una Salta productiva, que los chicos crezcan en titulaciones y también accedan a títulos terciarios y que la salud llegue a donde hoy no llega”.

Finalmente recordó que en nuestra provincia tenemos 5 personas con título universitario contra 20 de otras provincias y concluyó del siguiente modo: “La pobreza estructural no es un designio de dios, sino resultado de políticas desacertadas”.

Archivos

Otras noticias