sábado 20 de julio de 2024
12 C
Salta

Frontera no tan cerrada | El cruce por chalanas entre de Aguas Blancas y Bermejo estaría habilitado

Medios bolivianos señalan que hubo un acuerdo entre “asociaciones y cooperativas fluviales”. El cruce del río en chalana tendría un costo de 100 pesos. En tanto los gomones siguen operando.

La frontera que nunca cerró del todo. Así podría definirse al límite fluvial entre las ciudades de Aguas Blancas en Argentina y Bermejo en Bolivia. Hoy, la noticia que llega desde el vecino país, confirma esta máxima.

“Tras una reunión entre asociaciones y cooperativas fluviales, los chalaneros argentinos se comprometieron a cobrar 100 pesos argentinos al igual que los bolivianos que realizan el traslado de personas en esta frontera”, informaron hoy.

Según detalló esta mañana Radio Fides Bermejo, hubo un supuesto acuerdo entre trabajadores de frontera de ambos países. “Si bien las fronteras permanecen cerradas de manera oficial por el gobierno argentino, el tránsito de personas y mercaderías se desarrolla con normalidad en Bermejo”, apuntaron desde ese medio.

Lo que señala la prensa boliviana es algo conocido. La pandemia no frenó el tráfico de mercaderías a través del río Bermejo. Tampoco cesó el cruce de personas. Las tragedias de los gomones que sucumbieron en el río, se dieron en este contexto.

“A raíz del reclamo ciudadano y la falta de organización de los trabajadores de frontera, también se acordó que la carga será transportada únicamente en los gomones”, señalan. Además informaron que el Comité Cívico de Bermejo, le puso un plazo al presidente boliviano, Luis Arce Catacora, para que acuda a la frontera y libere el paso internacional. Ese plazo finalizaría este 27 de abril.

Respuesta del lado argentino

Con el correr de las horas y la viralización de esta información, desde Aguas Blancas respondieron. Gustavo Coria, referente de las cooperativas fluviales argentinas comentó: “Estas declaraciones irresponsables causan malestar, somos dos países diferentes, con sistemas de gobierno diferentes, la inflación es diferente, es por eso que los costos son diferentes”.

Lo mencionado por Coria tiraría por tierra las intenciones de los trabajadores bolivianos de las chalanas. Entonces la situación se torna confusa, pues también se informó que “las cooperativas bolivianas descartaron haber participado en alguna reunión convocada por las asociaciones de boteros y se mantienen al margen de las decisiones de sus pares argentinos”.

Lo cierto es que se llevarán adelante reuniones en los próximos días para definir si las chalanas volverán a transportar pasajeros, o los mismo tendrán que continuar pasando la frontera en los gomones, como lo han venido haciendo durante toda la pandemia y desde que las fronteras permanecen “cerradas”.

Archivos

Otras noticias