domingo 14 de julio de 2024
-3.7 C
Salta

Elisa (des)Carrió | “La prohibición de abortar, como la prohibición de drogarse, es cultural”

Entre otras declaraciones polémicas en torno a la legalidad de la interrupción del embarazo, la diputada oficialista comentó: “Las chicas de 12 o 13 años que tienen hijos en general de un patrón, se las van a llevar al hospital y las van a hacer abortar legalmente”.

En una entrevista televisiva, replicada posteriormente en los medios gráficos, la diputada oficialista, Elisa Carrió, hizo varios comentarios que pueden resultar contrastantes con la postura que plantea la legalidad del aborto y en los últimos meses ha sido la constante en una lucha que ahora tiene un punto álgido en el Congreso de la Nación, donde se debate la interrupción voluntaria del embarazo.

Según Lilita se trata de «un conflicto entre dos derechos y algunos misterios que la ciencia no puede develar, que es el inicio de la vida». Aunque extrañamente separó el dogma religioso de sus dichos: «Estoy en contra del aborto desde antes de ser creyente», argumentó, para luego explayarse al considerar que «la prohibición de abortar, como la prohibición de drogarse, es cultural», y evaluó que podría «convertirse en un método anticonceptivo».

Entre las disquisiciones de la diputada por Vamos Juntos, se pudo escuchar: «El aborto legal es una posibilidad para lo que se llama el derecho de pernada. En el norte, cuando dictamos la ley que sancionaba el abuso, los diputados de Salta decían que no podían votar eso porque el regalo de los que sirven en el campo es la virginidad de su hija al patrón de la estancia». Y en ese sentido acotó: «Las chicas de 12 o 13 años que tienen hijos en general de un patrón, se las van a llevar al hospital y las van a hacer abortar legalmente».

También tuvo opiniones un tanto contradictorias al posicionarse del otro lado del movimiento feminista que impulsa el debate: «Soy feminista en el sentido del derecho de las mujeres a ser personas, pero no soy una feminista machista en el sentido de esta prepotencia del dominio de la mujer. Soy distinta del hombre, soy igual en derechos, pero somos distintos. No estoy con ese extremismo de algunos sectores feministas».

Archivos

Otras noticias