martes 23 de julio de 2024
8.7 C
Salta

El sueño del impuesto propio | Municipio salteño creó una tasa que deben pagar los turistas que arriben al lugar

Mientras en Salvador Mazza se les cobra un impuesto a los camiones que transitan por el lugar, en Iruya se instauró ahora una tasa que deben pagar los visitantes nacionales y extranjeros. La medida está avalada por el Concejo Deliberante.

La anomalía ya se naturalizó en el municipio de Salvador Mazza en el norte de la provincia. Allí se instauró el llamado Bobe que consiste en cobrar el 2% del valor de la carga de los camiones si son locales y el 6% si no tienen comercios en Salvador Mazza. La medida contradice toda normativa tributaria, pero la recaudación es mucha y el impuesto en sí ya se ha naturalizado.

El ejemplo fue tomado ahora por Iruya que decidió cobrar una tasa a las y los turistas que visitan el pueblo enclavado en la sierra Santa Victoria, a 3 mil metros sobre el nivel del mar. Según un informe publicado por la sección local del diario Página 12, la tasa se viene aplicando desde el último fin de semana largo. Los operadores turísticos cuestionan la medida y señalan al intendente Eugenio Herrera y al Concejo Deliberante tomó esta decisión sin consultarles.

“Según la ordenanza 12/24, dada por el Concejo Deliberante de Iruya el 24 de mayo último, cada visitante argentino pagará $2.000 y cada extranjero, $4.000. La misma ordenanza establece que la ecotasa estará ´constituida por un monto fijo del valor del litro de nafta Infinia, que abonará cada turista en el pueblo de Iruya al ingresar al Municipio´», destacó el medio ya citado.

Según el informe rubricado por la periodista Elena Corvalan, ayer hubo un encuentro en la plaza del pueblo al que concurrieron los operadores turísticos más la Cámara de Turismo y Gastronómicos. Allí consensuaron una nota que entregarán hoy al municipio, al Concejo Deliberante y al Ministerio de Turismo de la provincia pidiendo la derogación de la ecotasa.

El Ejecutivo municipal destacó que las ecotasas existen “en varias ciudades de Argentina y el mundo” y son “un incentivo a la protección ambiental o que compensan los daños ocasionados al medio ambiente» y «tienden a la cobertura de costos de un servicio público”.

Archivos

Otras noticias