jueves 29 de febrero de 2024
20.3 C
Salta

Con firma de Pablo Kosiner incluida | El macrismo y el PJ no K impulsan una ley demandada por Clarín y La Nación

El texto deroga artículos de la ley 26.736 que obligaba a Papel Prensa a vender papel a un precio único para todos los diarios del país. El objetivo era que no se discriminara a medios chicos o aquellos que contradecían su estrategia editorial.

El proyecto busca liberar los precios de Papel Prensa y su discusión promete convertirse en la próxima batalla de la Cámara de Diputados donde el kirchnerismo batallará para evitar que deroguen un ley impulsada por Cristina Kirchner para morigerar las consecuencias que tenía en los medios chicos – sobre todo del interior – el monopolio del papel que poseen Clarín y La Nación a través de Papel Prensa, la fábrica de papel para diarios que según los antiguos dueños quedó en manos de la firma Clarín en las sórdidas sesiones de tortura que la dictadura ejerció sobre la viuda de quien era accionista mayoritario de la empresa: David Graiver.

El proyecto ingresó a la Cámara baja el viernes pasado y en un trámite exprés, comenzó a ser tratado hoy en la comisión de Comercio. El mismo fue empujado por el peronismo que responde a los gobernadores y Cambiemos; el texto fue elaborado por el diputado justicialista Diego Bossio y tiene las firmas de los líderes del bloque de Cambiemos, Mario Negri y Nicolás Massot; del jefe del interbloque del PJ federal, Pablo Kosiner; y de los massistas Marco Lavagna y Alejandro Grandinetti, entre otros. Los bloques que lo empujan tienen número suficiente para darle dictamen en esa comisión -la única a la que fue girado-, pero se estima que el Frente para la Victoria intentará forzar el giro a la de Libertad de Expresión, donde podría al menos demorar el proyecto ya que la preside Leopoldo Moreau.

Municipalidad de Salta

La norma propone derogar varios artículos de la Ley 26.736, aprobada por el kirchnerismo en 2011, que declara «de interés público la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y de papel para diarios». La derogación de esa ley era un reclamo de Clarín y La Nación al Gobierno (al que incluso habrían advertido de un ajuste fuerte en la empresa)

“El texto de Cambiemos y el PJ recoge los reclamos de Papel Prensa y propone derogar los artículos 20, 21, 24, 25, 26, 27, 40 y 41 de la ley de 2011. Precisamente, el principal cambio es la derogación del artículo 20, que establece la obligación de comercializar el papel para diario a un precio único y público de pago, con lo que se evita que se venda a precios diferenciales a determinados diarios en perjuicio de otros, principalmente los de menor tirada”, precisa el portal La Política Online.

En la empresa argumentan que es una tendencia del mercado internacional que los grandes diarios hagan valer su capacidad de compra y obtengan mejores precios que el resto. Además, sostienen que el precio único hace competitivo a Papel Prensa para determinados clientes pero que el volumen que adquieren no es suficiente para hacer rentable el funcionamiento a tope de la capacidad, como también establece la ley.

Otro de los grandes interesados en la disolución de la ley es el Sindicato de la Industria de Papel de San Pedro, que teme por el futuro de los 475 puestos de trabajo por el mal momento que atraviesa la compañía. Los trabajadores sostienen que como consecuencia del cambio de hábito del consumo y accesibilidad de información por los recursos tecnológicos, el mercado del papel de diario presenta un comportamiento de reducción sostenida del 10% al año. Este comportamiento que tiene lugar en todo el mundo, donde en los últimos años se evidenció un cierre masivo de fábricas de este sector.

En tanto, los artículos 24, 25, 26 y 27 de la ley vigente regulan la cantidad de producción nacional y de importación de pasta celulosa y papel para diarios, a fin de asegurar el abastecimiento pleno del mercado local. Finalmente, el 40 obliga a Papel Prensa a «operar como mínimo a pleno de su capacidad operativa o de la demanda interna de papel (cuando ésta sea menor a la capacidad operativa)», y a presentar planes de inversión cada tres años.

Otras noticias