Foto: FM Profesional.

Los peritos de la policía salteña sugieren que se trató de un suicidio, aunque la familia del fallecido asegura que lo mataron. Siguen las investigaciones.

Esta mañana los vecinos del barrio Nueva Esperanza, ubicado en la zona oeste de la ciudad, se vieron consternados por la aparición sin vida de un joven de 23 años en la cancha de fútbol de la zona. Rápidamente llamaron al Sistema de Emergencias 911 y en estos momentos la Policía se encuentra realizando las pericias correspondientes.

El comisario a cargo del hecho, Augusto Darío González, informó que los indicios encontrados en el lugar indican que el chico se habría quitado la vida, aunque se está trabajando en el relevamiento de testimonios y datos para conocer sus últimas horas de vida.

Según pudo saber FM Profesional, la víctima había estado tomando bebidas alcohólicas con sus amigos por lo que ahora están en busca de esas personas para tomarles declaración. Por otro lado, la familia insiste con que el joven fue asesinado por varios elementos que se encontraron en la escena de muerte.