Lo confirmó el hermano del ex gobernador de Salta. La firma fundada por los socios Douglas Albrecht, Juan Collado y el hermano del ex gobernador había ingresado al default en diciembre pasado.

La información dice que la compañía Celulosa Argentina completó un canje de obligaciones negociables y logró salir del default al que había entrado en diciembre del 2019. En el comunicado oficial a la Bolsa porteña, se informó que el próximo 9 de enero la firma cancelará una deuda remanente por algo más de USD 2 millones.

“De esta forma se salió del default —confirmó a Infobae José Urtubey, socio de la empresa—. Se hizo en los plazos previstos y de esta forma, vamos a poder concentrarnos en la operación. Estamos cómodos en los económico y financiero y vemos un futuro muy positivo”.

En el comunicado, la empresa detalló que el pago del remanente de las Obligaciones Negociables (ON) Clase 10 —a tasa fija del 9,5%— que tenían vencimiento el 5 de diciembre de 2019 y que ascendía a USD 2.040.490 (el 3,4% del valor nominal de esas ON Clase 10) será cancelado íntegramente con el producido de la colocación de las obligaciones negociables clase 15 de la sociedad, que fueron subastadas y adjudicadas el 6 de enero. La cancelación se efectivizará el próximo jueves.

De esta forma, la empresa saldrá del default en el que había ingresado el diciembre, cuando no puedo enfrentar un vencimiento por casi USD 60 millones de uno de sus bonos. En ese momento, había lanzado un canje y pudo cambiar la gran mayoría de los papeles, pero no llegó a cancelarse el monto restante que suponía USD 2.040.490.

A la hora de explicar que es lo que llevó a la empresa a la situación previa de default, Urtubey respondió que a la falta de crédito. “El Gobierno anterior cortó el crédito productivo y el crédito para el capital de trabajo. Las tasas de referencia exorbitantes durante cuatro años hicieron imposible financiarse. Era caótico para las empresas”, destacó el dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA).

“El desafío que tenemos ahora los argentinos es orientarnos a una política de desarrollo que es la expectativa que todos tenemos. Estoy muy confiado. El tema del congelamiento tarifario tanto para los que producen como para los que consumen energía es una buena señal”, agregó el empresario. También señaló como positivo que el Gobierno haya otorgado una moratoria para las pymes.