YPF Litio | Salta, Catamarca y Jujuy se asociaron con la petrolera y construirán una fábrica en el NOA

La petrolera creó la empresa con un fondo de casi u$s2,5 millones y anunció la construcción de una planta industrial de baja escala para elaborar celdas y baterías con el litio que se concentra en las tres provincias del NOA.

Según informan los medios nacionales especializados en temas económicos, la planta proyectada tendrá un costo aproximado de u$s300.000 y replicará a mayor tamaño un pequeño laboratorio piloto de origen chino. Según explicó Santiago Sacerdote, gerente general de Y-TEC – la nave insignia de la ciencia, la investigación y la tecnología de la compañía de energía -, la iniciativa se organizó sobre tres pilares: trabajar sobre materiales activos, acoplarlo al desarrollo concreto de celdas y baterías y activar el perfil minero de la compañía.

“El litio es un metal alcalino conductor de calor y electricidad y el de mayor capacidad de almacenamiento de energía por unidad de peso. Argentina comparte con Bolivia y Chile uno de los mayores reservorios de litio del mundo (el triángulo del litio) y tiene potencial para elevar la producción de las 37.000 toneladas por año actuales a más de 370.000”, recordó el diario Ámbito Financiero.

En el país hay solo dos proyectos de extracción de litio en actividad (Catamarca y Jujuy), otros dos en expansión, 10 en exploración avanzada y 20 más en fase inicial de exploración que incluye a emprendimientos ubicados en la provincia de Salta. El litio será el principal motivo de la incursión de YPF en la minería.

YPF Litio funcionará bajo la órbita de Y-TEC y tendrá varios socios. De los u$s2,5 millones iniciales el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación aportará u$s1,5 millón en concepto de subsidios. El resto lo solventa Y-TEC, que está integrada un 51% por YPF y un 49% por el Conicet, que también aportará sus investigadores. La Universidad Nacional de La Plata cede los terrenos para construir la planta y absorbe la obra civil. El Ministerio de Defensa, a través del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas (Citadef), será el primer comprador de baterías. También participa del proyecto la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) de la provincia de Buenos Aires. Los otros socios serán las provincias productoras de litio Jujuy, Catamarca y Salta, aunque hay otros distritos que están interesados en sumarse.

Las baterías se fabricarán a demanda. El Ministerio de Defensa las utilizará para almacenar energías renovables (solar o eólica) que se genera en los batallones, como por ejemplo, los de la Cordillera de los Andes. También se usarán para “guardar” la energía limpia que se genera las escuelas rurales del territorio bonaerense. “La planta estará operativa en mayo de 2022. Un turno con 20 operarios podrá llegar a producir 300 celdas por día, equivalentes a 5 Mwh por año. Con dos turnos y el doble de operarios se pueden fabricar 540 celdas (9 MWh) y con tres turnos diarios 780 celdas, unos 13 MWh por año”, resaltó el medio citado.