El antiperonismo visceral de la señora de los almuerzos es a prueba de las traiciones de Miguel Ángel Pichetto. «Soy una mujer grande y he vivido todos los gobiernos. Poner un peronista ahora realmente es muy extraño», sentenció.

De esta forma, la diva de los almuerzos mostró su desagrado ante la postulación del senador rionegrino como compañero de fórmula de Mauricio Macri. «Si muchos, como en mi caso, hemos votado a Macri, es para que no vuelva el peronismo ni la violencia y todo lo que hemos vivido», siguió Legrand en una breve intervención ante la prensa en el marco de su primera salida pública luego de la operación a la que se sometió hace un mes.

La conductora y actriz, reconocida opositora a los gobiernos “K” apoyó desde un comienzo la gestión de Cambiemos, a pesar de algunas críticas por la política económica. Ahora, manifestó que en lugar de Pichetto le hubiera gustado que el compañero de fórmula de Macri fueran el ex senador radical Ernesto Sanz o la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

«Yo hubiera puesto a una mujer. A las mujeres nos gusta votar mujeres también», añadió. Y lanzó una frase enigmática sobre el futuro de la fórmula Macri-Pichetto: «Ahora no sé cómo le va a ir”.