La emergencia sociosanitaria en los departamentos San Martín, Orán y Rivadavia por la mortalidad infantil había sido declarada en enero pasado. Ahora los anuncios de pozos de agua, ambulancias y equipamiento se evaporan.

La Brigada Sanitaria suspendió las actividades de atención, relevamiento y formación en el Chaco salteño. La decisión fue tomada a raíz de la situación que se vive en el país por la pandemia de coronavirus y en acompañamiento a las medidas de aislamiento dispuestas por el Gobierno.

Municipalidad de Salta

Cabe recordar que a fines de enero se declaró la emergencia sociosanitaria en los departamentos San Martín, Orán y Rivadavia por la mortalidad infantil y una muerte materna. La mayor cantidad de muertes ocurrieron en comunidades wichí, lo que evidenció la precariedad en que viven en esas zonas.

El equipo de profesionales y voluntarios señaló graves problemáticas y, ante la pandemia de coronavirus, reclamó medidas de contención para pueblos indígenas. «Estamos rogando que no llegue, sería devastador», indicó Leonardo Pantoja, referente de la organización indígena La Nueva Integridad y agregó «están cerrando negocios en las ciudades, las comunidades van a sufrir mucho más estás medidas, es mucho más fuerte que el virus».

Desde el norte aseguran además que «el Ejército Argentino anda con un tanquecito repartiendo agua, tenemos miedo que se vayan», explicó el dirigente al medio QPS.