Las clásicas trafics vuelven a ponerle color a las calles de la ciudad y a los establecimientos educativos. Por protocolo solo podrán funcionar al 70% de la capacidad total.

Fue uno de los sectores que al decretarse la cuarentena bajo su nivel de actividad de cien a cero sin escalas. Según lo declaraba la Secretaria General de la Asociación de Transportes Escolares de Salta, Rosana Taborga, eran 82 transportistas más sus chóferes y celadores los que apenas trabajaron dos semanas del año 2020.

Municipalidad de Salta

Por si eso fuera poco, la mayoría de ellos no podía acceder a ayudas como el IFE porque aparecían como propietarios de vehículos costosos. La situación los inclino a usar esos vehículos para transportar mercadería o vender alimentos. Pero también hubo casos extremos como las de tener que recibir bolsones de alimentos para comer: “Al principio entendíamos que no es culpa de nadie, somos conscientes de ello e incluso de lo que el Estado puede dar y lo que no; pero es humillante para nosotros. Cada uno de los transportistas tenemos la dignidad siempre, pero sí, uno se siente humillado a veces por recibir un bolsón” había declarado Taborga.

Hoy la expectativa renace y esperemos que la misma se concrete. Con la vuelta a clases también regresan los transportes escolares. El presidente de AMT, Marcelo Ferraris, informó que el COE autorizó la circulación de este tipo de vehículos pero con capacidad del 70%. Además se pidió que cada unidad tenga identificado a los chicos con nombre y apellido.

Por otro lado, explicó que el chofer y el colaborador deben hacerse responsables de la higiene y desinfección de cada vehículo. En caso de registrarse un caso positivo, la primera medida es comunicar a los padres.