Desde Discapacidad de la Provincia le prometieron asistencia pero hace tres semanas que no tiene novedades.

Cristian Cocilobo y su hijo de cinco meses están en el Materno Infantil, mientras que el resto de la familia se reparte en diferentes viviendas. La separación familiar se debe a la falta de un hogar en condiciones para albergar al bebé, que padece encefalopatía y retraso madurativo global por malas prácticas del propio hospital.

A pesar de que desde Discapacidad de la Provincia prometieron un carnet de discapacidad para el menor, Cocilobo sigue en la espera. Ya pasaron tres semanas desde que el organismo provincial realizó la promesa.

El Tribuno informó que el hombre está en el Hospital desde hace más de cuatro meses, donde ingresó por un cuadro de bronquiolitis del niño. Cocilobo denunció que el niño se contagió en el Materno Infantil de influenza y de neumonía y que, por el descuido de una enfermera al quitarle el respirador, se broncoaspiró y sufrió dos paros cardíacos.

Los únicos ingresos económicos que tiene la familia son las asignaciones universales de los hijos más grandes. Cristian tdejó de trabajar como chofer para cuidar a su hijo y su esposa trabaja como ama de casa. Para ayudarlos, contactarse al 0387-154446823.