Policías salteños que le sacaron un ojo a un gendarme irán cuatro años a prisión

La condena se dio a conocer este martes. Son cinco oficiales. El hecho ocurrió en 2020.

Los cinco policías salteños acusados de haber disparado contra un gendarme en julio de 2020, cuando la víctima estaba en un almacén, provocándole la pérdida de un ojo, fueron condenados este martes a cuatro años de prisión efectiva.

Según informó Nuevo Diario, Mario Alberto Funes fue condenado a la pena de 4 años de prisión efectiva e inhabilitación especial de 6 años para ejercer cargo público, como autor del delito de lesiones graves doblemente agravadas en perjuicio de la víctima. Los imputados Luis Armando Quispe, Diego Alberto Cachi, Víctor Fabián Díaz y Lucas Daniel González fueron condenados como partícipes necesarios del delito de lesiones graves doblemente agravadas en perjuicio de Avalos, también fueron condenados a 4 años de prisión efectiva e inhabilitación especial por 6 años para ejercer cargo público.

En el mismo fallo se dispuso la extracción de material genético de los condenados por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato Único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

La jueza Vera dispuso la prisión preventiva de los cinco acusados y su inmediata detención para ser trasladados a la Unidad Carcelaria 1. Finalmente se hizo lugar en forma parcial a la demanda civil, debiendo abonar los acusados y el Estado Provincial, la suma de $5.500.000 a la víctima.

Los cinco efectivos policiales llegaron al juicio acusados de lesionar gravemente a Avalos, quien se desempeñaba como soldado, ocasionándole la pérdida de un ojo. El fiscal González representó al Ministerio Público Fiscal ante la Sala IV del Tribunal de Juicio del Distrito Centro.