Un informe de Mumalá muestra que la mitad de las víctimas tenía entre veinte y cuarenta años.

Un informe de Mumalá señala que entre el 1 de enero y el 26 de febrero se registraon 43 femicidios en el país. La ONG revela que 57 menores quedaron sin madres.

Según el informe, el 52 por ciento de las víctimas tenía entre veinte y cuarenta años. Se supo que el 42 por ciento de los femicidios fueron cometidos por ex parejas y la mayoría de las víctimas había realizado denuncias previas por maltratos.

Perfil difundió que las armas blancas y los golpes fueron las principales formas en que se perpetraron los crímenes (23%). La mayoría de los femicidios se cometieron en la vivienda de las víctimas (31%).

“La violencia de género requiere soluciones integrales desde el Estado. Aguardamos programas y presupuesto para tal fin por parte del gobierno nacional”, exigió Mumalá, que agregó que «también es necesario un Estado activo que aporte recursos hacia la construcción de masculinidades no violentas”.