El encuentro tuvo lugar en la Casa de Salta en Buenos Aires y allí el gobernador intercambió visiones estratégicas para el futuro de Argentina. Además lo acompañaron el jefe de Gabinete de la provincia, Fernando Yarade, y el ministro de Economía Emiliano Estrada.

El gobernador Juan Manuel Urtubey, se reunió hoy con la comitiva del Fondo Monetario Internacional liderada por el italiano Roberto Cardarelli donde planteó que “la Argentina necesita crecer y para hacerlo debe recuperar la confianza”.

En el encuentro desarrollado en la Casa de Salta en Buenos Aires, Urtubey sostuvo que “la falta de confianza en la Argentina no se resuelve solo desde la economía” y planteó tres ejes en este camino: “Cambiar el sistema político, sostener las reglas de juego y reconstruir el sistema financiero al servicio de la producción”.

El mandatario salteño señaló que son bases de cualquier programa de desarrollo que busque una mejor calidad de vida para los argentinos e incluyó en este paquete la independencia del Banco Central que devuelva confianza a la moneda local, la reforma impositiva que priorice impuestos progresivos en vez de regresivos y la simplificación del sistema tributario incentivando la formalización de la economía”.

Sostuvo que hay que priorizar “un fuerte incentivo a la generación de trabajo formal, bajando impuestos al trabajo y reduciendo la litigiosidad” e insistió en la necesidad de que se incentive “las inversiones de infraestructura y logística para mejorar a la competitividad sistémica de los sectores productivos”.

“Estas acciones, complementadas con una política previsible respecto de las tarifas de servicios públicos que eviten continuos tarifazos, son el camino para una reducción sustentable y sostenida de la inflación que tanto castiga a los argentinos”, indicó el gobernador de Salta.

Juan Manuel Urtubey intercambió visiones estratégicas vinculadas al futuro de la Argentina asegurando que “el financiamiento tiene que estar al servicio de la producción y no para financiar la ineficiencia del Estado y la fuga de capitales».