Víctimas se oponen | Un abusador salteño quiere cumplir la pena en su casa

Pablo Rangeón.

Es Pablo Rangeón, condenado a siete años de prisión, quien pidió a través de su abogado el beneficio de la domiciliaria. Del otro lado aseguran que debe permanecer tras las rejas.

En mayo de este año, el productor de moda Pablo Rangeón fue condenado a siete años de prisión por haber abusado de una mujer. Había sido denunciado por seis mujeres, pero la Justicia sólo tomó un caso como válido. Ahora, cuando pasaron seis meses de la condena, el salteño quiere volver a su casa.

A través de su abogado, Rangeón solicitó cumplir el resto de la condena bajo el beneficio de la prisión domiciliaria. Argumentó problemas de salud y la necesidad de cuidar a su madre.

Los argumentos fueron rechazados por las víctimas, que ya se habían mostrado indignadas por el fallo de la Justicia, al que consideraron insuficiente.

Sandra Domené, abogada de una de las víctimas, dijo que la Ley Penal es clara y no contempla «la posibilidad de que un condenado cumpla su pena haciéndose cargo de su madre».

«Si la madre necesita una persona que la acompañe, que se tome a una persona que la acompañe, la madre tiene una jubilación y si él tiene un abogado particular es porque cuenta con recursos y además tiene propiedades que podría alquilar y así abonar a una persona preparada», siguió la abogada.

«Considero que si bien está condenado por una víctima, el cumplimiento debe ser efectivo hasta que no cumpla el plazo para una libertad condicional porque entonces deberíamos abrirles la puerta a todos los que son hijos únicos para que cuiden a sus padres, dejemos de sentar precedentes», dijo Domené en Informate Salta, y agregó que corresponde que Rangeón «continúe en dónde esta, que es en Villa las Rosas».