Venta de órganos | Cualquier mercader tiene su cátedra en Ciencias Económicas de la UNSa

Una ponencia en las Jornadas de Investigación de esa facultad proponía la venta de órganos. Ante la polémica, el decanato guardó silecio y el rectorado se desentendió mediante un comunicado.

Bajo el título «La economía de la donación de órganos», esta ponencia inauguró las Jornadas de Investigación en Ciencias Económicas, Jurídicas y Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Salta (UNSa).

El autor, Julio Elías, es profesor de la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina y fue invitado para brindar esta charla el jueves pasado en la casa de altos estudios.

El hecho, tras tomar público conocimiento, armó revuelo. La vinculación con las propuestas el autoproclamado «libertario» Javier Milei se hicieron inevitables.

Según explicó el propio Elías a la prensa local, esta sería una «solución utilitarista» y citó al premio Nobel de Economía, Gary Becker, como uno de los teóricos que investigó el tema.

Teodolinda Zuviría, organizadora del evento de la Facultad de Económicas, consultada por Salta12, sostuvo que «las jornadas surgen como respuesta a uno de los ejes estratégicos que se planteó la carrera: el fortalecimiento de la investigación».

En tanto que desde el decanato que conduce el licenciado Martín Miguel Nina, no se expresaron al respecto. Pero sí hubo un descargo desde el Rectorado de la UNSa.

En un comunicado señalaron que «cada facultad de esta Casa de Altos Estudios tiene la libertad de planificar sus actividades académicas». Y acotaron que en ese sentido el Rectorado «no participó ni promovió la organización de dicha conferencia».

Luego señalaron que que en Argentina la donación de órganos es voluntaria y gratuita. Además, se prohíbe expresamente su comercialización, a través de Ley 27.447.

«Desde Rectorado sostenemos que la donación de órganos salva vidas, y por eso, valoramos el cambio de paradigma que trajo a nuestro país, la aprobación y reglamentación de la Ley 27.447», acotaron.