Venganza Eclesiástica | Enjuician a monja que denunció al cura Rosa Torino por abuso de menores

Valeria Zarsa (Foto: Facebook Red de sobrevivientes de abusos eclesiásticos de Salta)

Ella asegura que es una causa inventada. Desde la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos de Salta manifestaron su apoyo a la monja.

Todo el hecho está envuelto en un velo de sospechas. Recordemos que el sacerdote Agustín Rosa Torino fue primero detenido en 2017 y luego le dieron prisión domiciliaria. Está acusado desde 2015 por al menos tres víctimas de abuso sexual, aunque se sabe que hay más casos que todavía no salieron a la luz.

Precisamente una de las denuncias contra el cura Rosa Torino la hizo Valeria Zarsa, monja que ahora deberá enfrentar un juicio por la misma causa. Se la acusa de “abuso sexual simple continuado y abuso sexual gravemente ultrajante continuado”. El juicio inicia hoy y se espera que finalice en una semana. Mientras tanto Rosa Torino todavía no llegó a esa instancia.

Al respecto, Zarsa declaró a Nuevo Diario que se encuentra sorprendida: “No esperaba que esta causa llegara a juicio me parecía descabellado e insólito cuando claramente ha sido una venganza de las autoridades eclesiásticas de la comunidad religiosa a la cual pertenecí por casi 20 años”. Además detalló los aprietes que recibió tras las denuncias (tanto canónica como legal) que realizó contra el cura acusado de abuso de menores.

“Yo no solo denuncié, sino que acompañaba a las otras víctimas en todo su proceso, yendo a ciudad judicial las veces que fuera necesario. Hasta que un día supe lo de esta denuncia y me derrumbé realmente me vine abajo. Ya no tenía fuerzas y me costó muchísimo reponerme mucho para enfrentar este juicio que comienza”, aseguró Zarsa.

Se solidarizan

Desde la Red de Sobrevivientes de abusos eclesiásticos de Salta emitieron un comunicado respecto a la situación de Valeria Zarsa. En el escrito equiparan lo que sucede con esta monja a las adversidades que deben pasar quienes se atreven a denunciar al clero salteño, que terminan siendo también víctimas de persecuciones y amedrentamientos.

También detallan los casos en los que hubo apañamiento de la justicia para con otros miembros de la iglesia católica denunciados por violadores: “como fue el caso Aguilera o permite salir del país al ex obispo de Orán Zanchetta, denunciado por casos de abusos sexuales a seminaristas”.

“Todos estos ataques y persecuciones muestran que vamos por el camino correcto. Por eso hoy estamos firmes al lado de Valeria y le damos todo nuestro apoyo”, finalizan en el escrito.