Foto: Marta César.

La última víctima de la pobreza en el departamento de Rivadavia se desvaneció en brazos de la ministra de Salud de la provincia. La funcionaria estaba en el hospital de la zona constatando el abandono denunciado por las comunidades.

La niña se llamaba Mayra Torres, era de la comunidad Los Arenales y no llegó a cumplir los seis años. El relato de los miembros de la comunidad indica que el jueves padeció vómitos recurrentes y fiebre nocturna que convencieron a los padres de llevarla de apuro a la sala de primeros auxilios de la vecina comunidad San Luis, pero nadie la atendió. «Estamos acostumbrados a que no haya enfermeros ni médicos. Los fines de semana, ya sabemos que los médicos se van todos a Tartagal, que nos queda a 200 kilómetros (…) sí o sí tenemos que recurrir al hospital base de Santa Victoria Este, que está a siete kilómetros», se quejó ante el periodista de “Tiempo Argentino” Gastón Rodríguez el presidente de la comunidad Los Arenales, Fortunato Constantino, quien también era vecino de Mayra.

El viernes, alrededor de las 10 de la mañana, la nena ingresó al hospital de Santa Victoria Este con vómitos y diarrea y coincidió con una inspección que realizaba la ministra de Salud, Josefina Medrano, junto a funcionarios llegados desde Buenos Aires. Medrano también es médica pediatra y se acercó hasta la guardia para verificar el cuadro de Mayra, que a esa altura ya era grave e irreversible.

«Yo hablé con la ministra, que estaba ahí, y le pregunté de qué había muerto Mayra, y sólo me dijo que había hecho lo posible. También le dije que con una atención rápida se hubiera salvado, que tiene que haber en la zona médicos y enfermeros todos los días», dice Constantino que aseguró que «no tenemos remedios básicos» y que «el único momento en que tenemos remedios es cuando viene la fundación del cantor Jorge Rojas (exintegrante del grupo Los Nocheros). La verdad es que es muy triste», agregó el cacique que remató la idea del siguiente modo: “La ministra lagrimeó un poco, pero ¿de qué nos sirve eso a nosotros? A Mayra ya no la vamos a recuperar».