El presidente Alberto Fernández aseguró que además de la vacuna rusa, nuestro país puede recibir las dosis producidas por Pfizer, Astrazeneca-Oxford y China. «Todas tienen una altísima calidad técnica”, dijo.

El presidente Alberto Fernández adelantó este viernes que “si todo sale bien” se podrá aplicar la vacuna rusa a unas 10 millones de personas “a partir de finales de diciembre”. No obstante, aclaró que la Argentina también firmó acuerdos con otros proveedores y que todas “tienen una altísima calidad técnica”.

Municipalidad de Salta

Sobre el final de la conferencia de prensa en la que anunció que el AMBA pasará del Aislamiento Obligatorio a la etapa de Distanciamiento Obligatorio, el Presidente detalló que además podrían llegar al país en diciembre otras 750 mil vacunas de la empresa Pfizer. También confirmó que se firmaron acuerdos para recibir las vacunas producidas por Astrazeneca-Oxford y por China a partir de marzo.

“Queremos que los argentinos puedan contar lo más rápido posible y en la cantidad suficiente con la vacuna que nos permita terminar con esta pandemia y que nos permita a todos recuperar la vida que hoy se ha visto alterada”, señaló el Presidente. A su vez, Fernández aseguró que las autoridades sanitarias están trabajando con sus pares rusas para lograr que la ANMAT cuente lo más rápido posible con la información necesaria para poder aprobar la utilización de la Sputnik V en el país una vez que se completen todas las etapas de prueba en Rusia.

“Ahora vamos a dedicar todo el esfuerzo a preparar el proceso de vacunación de todos los argentinos. Para eso vamos a hacer una suerte de gran comando que va a estar compuesto por el Ministerio de Salud, el de Defensa, el de Seguridad, el de Interior y vamos a ponernos en contacto con las 24 provincias para organizar del mejor modo la vacunación”, explicó Fernández.