Urtubey se niega a que las provincias paguen el 50% de las tarifas sociales como pretende Macri

El gobernador rechazó la propuesta del gobierno nacional para que las provincias se hagan cargo de los subsidios a las tarifas sociales. Enfatizó que es inviable cuando ya se hacen cargo de la salud, la seguridad, la educación y la justicia.

Como ya informamos, el gobierno nacional busca que las provincias asuman costos para aliviar las tarifas poniendo el 50% de los subsidios a las tarifas sociales. Es el planteo que realizan en el Consejo Federal de Energía y que el actual ministro del Interior resumió de la siguiente manera antes de que comience esa reunión: «No está escrito en ningún lado que solamente sea el Gobierno nacional el que tenga que cuidar a los sectores más vulnerables en el tema tarifario», desafió Frigerio.

Los gobernadores de Salta y Chaco – Juan Manuel Urtubey y Domingo Peppo respectivamente – ya adelantaron su rechazo a la propuesta. El primero declaró que “tenemos que sentarnos a rediscutir cuál es la relación fiscal entre la nación y las provincias. Porque, si las provincias se van a hacer cargo del subsidio de las tarifas, como nos hacemos cargo de la Salud, de la Educación, de la Seguridad, de la Justicia y, aparte de todo eso, el Gobierno nacional se queda con el 75% de los recursos, hay algo que a mí no me cierra”, manifestó Urtubey.

“En las provincias, particularmente en la nuestra y en el Norte, venimos pagando bastante más energía que en todo lo que es el área del AMBA”, señaló Urtubey y explicó que “hay todo un tramo de la tarifa que está subsidiada todavía o se están eliminando recién subsidios en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, pero en la provincia de Salta y en muchas provincias ya no existían. Entonces, cuando se aumenta todo por igual, acá sigue aumentando la tarifa, pero sigue aumentando inclusive más de lo que se paga en otro lado. No es que se igualan las tarifas, acá siguen siendo más caras de lo que se paga en Buenos Aires, y es totalmente absurdo”.

Por otra parte, Urtubey, fue contundente al declarar que “no se resuelve así el problema, porque lo que se necesita en la Argentina es inversión, sobre todo en servicios públicos y con la plata de las tarifas no se logra la obra pública que hay que hacer. Hay que garantizar previsibilidad, que aplana la curva del crecimiento del gasto en servicios públicos para la familia argentina pero naturalmente, alguien tiene que pagar infraestructura para servicios públicos”.

“Mi planteo es que utilicemos el sistema financiero, el mercado de capitales, para hacerlo. Para eso, garanticemos que la empresa lo pueda pagar a través de un acuerdo de tarifas a largo plazo. Me parece que, como en cualquier lugar del mundo, si queremos ser un país normal, tenemos que generar un sendero de tarifas y de precios y asegurar que, de acá a cinco años, las tarifas de servicios públicos van a ser así. Firmar y acordar con los prestadores de servicios y que ellos puedan acceder a financiamientos contra ese seguro de aumentos de tarifas, aplanado a cinco años”. Y reafirmó su postura indicando que “estos tarifazos, de vez en cuando, no ayudan porque, en definitiva, la gente no los puede pagar. Y, tampoco les sirven a las empresas de servicios porque no logran previsibilidad a efectos de obtener inversiones”.

“Hoy, en el mundo, no hay ningún servicio público que se brinde sin una mínima intervención del Estado en alguna de las etapas en términos de energía: producción, transporte o distribución. El tema es aplicar bien los subsidios. Aplicarlos a un sector social, a un sector productivo determinado o a una de las cadenas que mencionaba”, finalizó Juan Manuel Urtubey.