“Si Lavagna no se presenta, el país se va a la mierda», aseguró el primer mandatario de la provincia de Santa Fe. Fue en el programa “Políticos en el recreo” que conduce el periodista Diego Iglesias.

En un clima descontracturado, el gobernador santafecino dio fuertes definiciones políticas de cara al proceso que se vive en Alternativa Federal. Y es que Miguel Lifschitz (63) asegura que su relación con Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey es muy buena, aunque su apuesta por la candidatura de Roberto Lavagna es total y no tiene complejos en decir que es uno de los principales armadores de Roberto Lavagna.

“El otro día había una frase que me gustó que dice «Argentina está sucia, Roberto La-vagna», declaró el santafesino quien también aseguró lo siguiente: “me gustaría ser el Marcelo Bielsa de Lavagna… Aunque no ganó tantos campeonatos Marcelo Bielsa”. Cuando el periodista le preguntó cómo hace el socialismo, siendo una fuerza progresista, para acompañar a Lavagna cuando el principal sindicalista que lo apoya es Luis Barrionuevo; Lifschitz respondió: “Cuando uno quiere ir hacia otro lugar, se sube a un colectivo que lo lleve para ese destino donde quiere ir, y no importa mucho quién va sentado atrás, quién va sentado al costado. Lo importante es que el colectivo vaya para donde yo quiero ir, y que el chofer sea más o menos bueno, que no vaya a chocar en el camino. Por eso lo elegimos a Lavagna”, sentenció.

Finalmente, al gobernador lo desafiaron que responda con emojis la pregunta sobre qué pasaría si Roberto Lavagna finalmente no se presenta como candidato a presidente. Los emojis utilizado por Lifschitz fueron el gesto de sorpresa, el símbolo de “todo mal” y una ambulancia. A los emojis le siguieron las siguientes palabras: “El país se va a la mierda”.