Se trata de un sondeo del grupo Gustavo Córdoba. El mismo indica que los Fernández se imponen en primera vuelta, pero que Consenso Federal capta a los desencantados con Macri y crece 4 puntos en la intención de votos.

El sondeo no muestra cambios significativos respecto al resultado de las primarias del 11 de agosto, aunque destaca un crecimiento de Roberto Lavagna a costa de los desencantados con Mauricio Macri.

El trabajo -sobre 1200 casos en domicilios- muestra que el candidato del Frente de Todos tiene una intención de voto del 52,2% contra el 32,7% de Macri, que recorta unas décimas la diferencia respecto a la encuesta del mes pasado de Córdoba. En comparación, el crecimiento más significativo lo tiene Lavagna, que pasa del 6 por ciento a casi el 10.

Según declaró Córdoba al portal La Política Online, el crecimiento de Lavagna «habla de un votante que ha migrado de posiciones cercanas a Macri y que, ante la evidencia de la ausencia de chances de victoria en la primera vuelta y la radicalización del discurso macrista hacia la derecha, opta por votar a un candidato mas cercano a su posición ideológica: ser de centro y antiperonista».

El consultor explica que ese giro a la derecha de Macri sólo le estaría sirviendo para equilibrar la fuga de votos al candidato de Consenso Federal. «El corrimiento discursivo hacia la derecha de los candidatos macristas persigue reemplazar el voto que ha migrado a Lavagna por el voto cercano a José Luis Espert y de Gómez Centurión», indica.

Por otro lado, Córdoba considera que no hay un escenario favorable al macrismo para dar un batacazo y meterse en el ballotage. «La idea de que las tendencias electorales pueden sufrir un brusco cambio no parece tener lugar en el actual contexto, debido a que el voto ideológico no supera el 30 por ciento y la mala praxis económica sigue siendo el anclaje del voto opositor al gobierno», concluye.