Una de ellas tiene inversiones en Salta | Dos gigantes chinos prometen invertir para producir baterías de litio y autos eléctricos

El anuncio se efectivizará en las próximas semanas si el Congreso nacional avanza con la Ley de Electromovilidad cuyo tratamiento aun no comenzó. Una de las firmas es Ganfeng Lithium que puso en marcha el Proyecto Mariana en Salta.

“La cadena del litio, el mineral estrella que miran los inversores extranjeros, podría sumar una etapa clave en su industrialización. Dos gigantes chinos anunciarán inversiones millonarias en las próximas semanas, para la fabricación de baterías de litio y de vehículos eléctricos. En el Gobierno esperan que el Congreso apruebe la ley de electromovilidad para sumar inversiones que están a la espera del nuevo marco normativo” destaca en su edición del hoy el diario Ámbito.

Según ese medio, los proyectos se aceleraron tras una reunión que el jueves 2 de junio mantuvieron el presidente Alberto Fernández con el vicepresidente de Ganfeng Lithium, Xiaoshen Wang. La misma ocurrió luego de que la empresa china pusiera en marcha el Proyecto Mariana, en Salta, donde invertirán u$s 600 millones para la producción de cloruro de litio.

Según fuentes oficiales, la compañía les manifestó “la decisión de avanzar en inversiones en la fabricación nacional de baterías, y en la industrialización de la cadena del litio”. Ganfeng Lithium es el primer productor de metales de litio a nivel mundial, y el segundo productor de compuestos de litio.

La gestión por este proyecto comenzó el año pasado. De hecho, en mayo del 2021 Kulfas y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, firmaron un memorándum de entendimiento con Ganfeng Lithium con el fin de instalar la fábrica en el norte del país. Hay distintas miradas dentro del Gobierno y en el mercado sobre la factibilidad de que la iniciativa avance.

Nadav Rajzman, economista especializado en minería, comentó los desafíos que tiene la industrialización: “Si bien el litio es un insumo irremplazable en la batería, representa solo el 1% del volumen y el 3% del costo final, por lo que disponer del recurso no alcanza para avanzar. La industria de la producción de baterías de litio es de cercanía en los focos de consumo, y de escala. Habrá que ver cuáles son los sectores de la movilidad, que tengan un mercado con suficiente escala que le den sentido económico a la producción. Las ventajas de cercanía e integración en la industria automotriz determinan que las inversiones tiendan a realizarse en países o regiones donde se esperen mayores incrementos en la producción de vehículos eléctricos”.

Por otro lado, hay otra millonaria inversión que se anunciará dentro de 15 días, en la semana del 20 de junio, de otro gigante chino, cuyo CEO ya se encuentra viajando a Argentina. Va a estar relacionado con minería de litio, pero la parte novedosa será la de fabricación de autos eléctricos en el país. De todos modos, en el Gobierno anticipan que para que ese anuncio se convierta en realidad deberá aprobarse la Ley de Electromovilidad, elaborada en 2021 por el equipo de Kulfas, y que desde enero de este año duerme en el Congreso. “Nos hubiera gustado que hagan el anuncio con la ley ya vigente”, comentó una fuente a este diario, debido a que aporta un régimen “estable y robusto” para que se realice la fabricación.