Un repaso a la visita del presidente | Macri, el Milagro, la pobreza y las críticas

Llegó y partió casi enseguida pero su paso dejó repercusiones.

La llegada de Mauricio Macri a Salta para participar de las festividades del Milagro primero cayeron como una bomba en el Grand Bourg y en el CCM. Nadie quería tragarse «el sapo» de recibir a un político en caída libre. Hasta un cura salió a pedir que el presidente no viniera y nos dejara tranquilos.

La visita se produjo pero Macri no participó de la procesión. Sólo estuvo unas horas que alcanzaron para impactar en todo el país.

Antes de las 10, Macri y Awada fueron recibidos por Martín Grande, Martín de los Ríos y José Gauffin. A las diez en punto llegaron a la catedral, donde el presidente obtuvo el apoyo de un puñado de personas que lo vitoreaban.

Entonces llegó la hora de la verdad. Durante la misa del Triduo del Milagro, el arzobispo Mario Cargnello pronunció la famosa frase («Mauricio, has hablado de la pobreza, llevate el rostro de los pobres, son dignos, son argentinos”) que impactó en los medios de todo el país con Macri en la primera fila, a pocos metros de Urtubey.

La frase de Cargnello fue la que más impactó. Hasta el cineasta antiperonista Juan José Campanella a través de Twitter se hizo eco (para defender a Macri y culpar de todo al peronismo, claro).

Los medios nacionales tomaron el hecho como un reflejo de lo que había sucedido. «A Macri le recordaron su promesa de pobreza cero en el Milagro», aseguró Página 12.

La Nación destacó otro segmento del discurso de Cargnello: «Cuando empezó usted dijo ‘voy a luchar por la pobreza cero’. ¿Qué puede decir Salta ahora? Le da rostros a la pobreza».

«Los pobres son maestros que nos enseñan», fue otra frase del cura salteño que sobresalen en medios nacionales. Fue utilizada por el diario Crónica para titular la noticia de la visita de Macri en la portada de hoy del reconocido diario sensacionalista.

«Al finalizar la misa, el presidente Macri se dirigió a la Curia donde mantuvo una reunión con Cargnello. Luego del encuentro, al salir del edificio del arzobispado, Macri recibió el saludo de algunas personas que se acercaron, se tomó fotos con varias de ellas y se subió a la camioneta que lo había llevado hasta el lugar para partir hacia Buenos Aires», señaló TN.